Fallas de operadores causaron choque de Tren Ligero en Guadalajara - EntornoInteligente

Cronica / El percance registrado el pasado 26 de enero entre dos unidades del Tren Eléctrico Urbano se debió a fallas humanas y no mecánicas, así lo determinó el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses tras culminar el peritaje. El jefe del área del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, Juan Gabriel Robledo Navarro, indicó que el percance fue clasificado como un alcance entre las unidades, y al revisar las cajas negras de las maquinas, y cámaras de circuito cerrado y otros indicios, se definieron presuntas  irregularidades en la operatividad de dos maquinistas y de un despachador de la estación Periférico Norte, los cuales fueron suspendidos mientras se determina su situación laboral para establecer si pueden seguir operando. LOS HECHOS. El Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses mostró imágenes sobre la recreación de los hechos, y establecieron que el tren denominado 06 que era conducido por Liliana Magaña al salir de la estación Dermatológico, tomó una velocidad de 67 kilómetros por hora, y al hacer la reducción de velocidad impacto, golpeó a la unidad 05 que era conducida por José Alfredo Aguilera, quien se mantenía estático en la zona de cambio de vía. “El conductor del Tren 06 cuenta con tiempo y distancia para evitar el hecho, porque en esta gráfica vamos a apreciar que del poste 283 al lugar del impacto, tenemos 208 metros de distancia, de acuerdo a los manuales y fichas técnicas de estos trenes, nos dicen que la distancia más larga que debió haber ocupado el tren para detenerse fueron de 175 metros, quiere decir que teníamos más de 25 metros respecto al tren cuando se encontraba estático”, explicó Juan Gabriel Robledo del IJCF, quien además reveló que cuando el tren lleva usuarios, su frenado es más eficiente y se requiere de hasta 97 metros para detener su marcha. Las velocidades que se registraron se recabaron mediante las “cajas negras”, el tren con la identificación 05, se desplazaba a 1.6 kilómetros por hora, en tanto que el tren 06 antes de su procedimiento de frenado llegó a 67.38 kilómetros por hora, y al momento del choque llegó a 34.67 kilómetros por hora. En el peritaje también se determinó responsabilidad al despachador de unidades de la Línea 1 que estaba en Periférico Norte, debido a que no comunicó que uno de los trenes, permanecía estático. Así también el operador José Alfredo Aguilera, omitió dar aviso al despachador que permanecería sin movimiento, una maniobra que para SITEUR es válida y se realiza con frecuencia, siempre y cuando se de aviso de ello. Error humano. El  titular del Sistema de Tren Eléctrico Urbano, Rodolfo Guadalajara, indicó que mediante el peritaje llevado a cabo, se pudo establecer una falla humana. “Son varios componentes los que afectan de manera directa para que suceda este accidente, un conductor del tren número 6 que no reacciona a tiempo, teniendo así velocidad y distancia para hacerlo, un conductor del tren número 5 que debió haber avisado al cuarto de control que estaba estático, y el despachador que también debió haber avisado al cuarto de control que el tren cinco estaba estático y que a su vez la torre de control avise a los demás trenes, que hay un tren estático y tomen las debidas precauciones”, dijo.  La situación laboral de los conductores Liliana Magaña, José Alfredo Aguilera y del Despachador de Unidades Helio Igor Hernández, podría definirse en los próximos días.

Con Información de Cronica