Exempleados de la CAM crean una asociación para defender sus intereses por la venta de productos tóxicos - EntornoInteligente

La Informacion .com / ALICANTE, 13 (EUROPA PRESS)

Extrabajadores de Caja Mediterráneo (CAM) han creado la Asociación de Exempleados Perjudicados CAM (EperCAM) para defender “sus intereses” por la venta de productos financieros tóxicos emitidos por la caja alicantina.

Según ha explicado a Europa Press el abogado de la asociación, Juan Carlos Pérez, los extrabajadores están doblemente afectados por la venta de cuotas participativas: “porque son titulares de cuotas y porque estuvieron vendiéndolas”.

Ante esa situación, los exempleados se han organizado en una asociación, creada en octubre, desde la que acusan a los dirigentes de la caja de “engañarles” al falsear la solvencia de la entidad para que “colocaran” los títulos como “si se tratara de depósito a plazo fijo”.

En ese sentido, Pérez ha subrayado que EperCAM fue admitida el pasado 29 de octubre como acusación particular en la causa que instruye el juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez contra la cúpula de la entidad por la quiebra de la caja.

Los extrabajadores, ha indicado Pérez, ejercitan la acusación particular por haber sido “todos sus asociados engañados por los dirigentes” de Caja Mediterráneo. “Los balances de la CAM eran falsos”, por lo que a juicio del abogado, los trabajadores “son doblemente perjudicados. La acusación es porque toda la información que emitió la cúpula de la CAM para comercializar el producto estaba falseada. Los balances y las cuentas estaban falseados”, ha añadido.

PERJUICIO ECONÓMICO

Pérez ha concretado que, además, los exempleados “confiaban en sus superiores” y “adquirieron las cuotas de dos maneras. Por compra y por pago en especie de la CAM, que las adjudicaba por horas extraordinarias o por consecución de objetivos. Cuotas que a día de hoy valen cero euros”.

Por ello, los 573 asociados de EperCAM han emplazado a Banco Sabadell y Fundación CAM para “tratar de encontrar una solución amistosa a la devolución del capital invertido por sus asociados en cuotas participativas”.

EperCAM está integrada por 573 asociados, todos ellos exempleados de la antigua CAM, titulares en su conjunto de 348.237 cuotas participativas, con un precio de emisión de 4,57 euros por cuota, lo que arroja un total de 1.591.443 euros, importe del perjuicio económico mínimo sufrido por los cuotapartícipes.

La asociación pide una reunión al Banco Sabadell S.A., dado que es la entidad sucesoria –por absorción de Banco CAM SAU–, “y ya ha reintegrado con anterioridad su capital invertido a los distintos cuotapartícipes que lo han reclamado, en aras a evitar un procedimiento judicial al respecto”. El objeto sería “tratar de encontrar una solución amistosa en la devolución del capital invertido por sus asociados”.

Por otra parte, EperCAM también emplaza a la Fundación CAM, “habida cuenta de que Banco Sabadell defiende que es esa fundación quien debe responder por los perjuicios causados a los cuotapartícipes de la extinta CAM”.

(EuropaPress)

Con Información de La Informacion .com