Evidencias de la brutalidad uniformada en Neuquén - EntornoInteligente

Pagina 12 / El registro de una cámara de seguridad demostró que Facundo Agüero, el joven de 22 años que desde hace 28 días permanece internado en estado crítico tras huir de la policía neuquina, que lo acusó de robar un perfume cuyo ticket de compras fue hallado en su billetera, no se cayó de un paredón como sostenía la versión policial. Recién después de que se viralizara en las redes un video editado, donde se ve a tres policías moler a golpes y patadas al joven, las autoridades policiales separaron a los uniformados de sus funciones. En el mismo video se ve cuando, tras la golpiza, un grupo de paramédicos le realiza al joven maniobras de reanimación, ya que había sufrido un paro cardíaco. Lo que no muestra es que los médicos inyectaron al muchacho. El abogado de la familia Agüero, Emiliano Saavedra, dijo que “ahora dicen que era cocainómano, y por eso vamos a pedir una rinoscopía. Tampoco sabemos exactamente qué le inyectaron. Lo que sí queda claro es que hubo una agresión desproporcionada”.

La filmación que dio a conocer el diario La Mañana de Neuquén, y que se viralizó después, consiste en apenas seis minutos de una escena que dura casi una hora. Las imágenes fueron registradas por las cámaras de seguridad del edificio donde fue detenido Agüero el 8 de marzo, en la calle Brown 745, en la capital neuquina.

Tras ingresar al edificio, luego de saltar la pared del estacionamiento,  al joven se lo ve en evidente estado de desesperación y nerviosismo  ingresar al hall del edificio. Cuando trata de escapar, choca contra la puerta vidriada de entrada y es interceptado por los policías. Pese a que nunca intenta agredir a los uniformados, es reducido: primero a trompadas, y luego, ya en el piso, a patadas. Finalmente, a Agüero ya tirado sobre el suelo y esposado, se le sienta con las rodillas sobre la espalda y el cuello uno de los agentes, quien termina arrastrándolo por el corredor. Después, llega el personal del Sistema Integrado de Emergencias de Neuquén (SIEN), que le inyectó una sustancia y, según muestran luego las imágenes, al cabo de unos minutos le realizó maniobras de reanimación.

“No quise ver el video, no pude”, dijo a PáginaI12 Adelina, la mamá de Facundo, quien agregó que “lo vio el papá y un tío. Pero queremos que se vea todo, porque la ambulancia parece que llegara en seguida, cuando en realidad demoró mucho. Y falta la parte en que los médicos inyectan a mi hijo”, explicó.

Para Saavedra, los policías “nunca se imaginaron la trascendencia que iba a tener el caso cuando Adelina denunció la golpiza, el mismo día que ocurrió. Ahora están tirando información sin ninguna seriedad. Dicen que era cocainómano, y lo tienen que demostrar. Pero era obvio que iban a tirar el tema del consumo para desviar. Hay que ver qué le inyectaron los paramédicos. Hablan de un cuadro de síndrome delirium agitado, llamado psicosis cocaínica, pero es un informe de apenas dos páginas, donde la mitad es bibliografía, de los forenses del poder judicial que trabajan con la policía” advirtió el letrado. “Es una familia humilde, y yo trabajo en la causa sin cobrar nada, y se hace difícil porque necesitamos un peritaje serio con un perito de parte, de afuera de la provincia”, agregó.

Por otra parte, el subsecretario de Seguridad de la provincia, Gustavo Pereyra, fue el encargado de informar que los tres policías están siendo  investigados y que fueron separados de sus funciones, mientras Asuntos Internos de la policía avanza con el sumario.

Por su parte, la jefatura de la Policía local emitió un comunicado para informar que el caso está en plena investigación, mientras que el comisario general Rubén Tissier explicó que se “encuentra en etapa investigativa el procedimiento policial” en que fue detenido Agüero. 

El jefe policial agregó que “en caso de determinarse un accionar desmedido, la institución será la primera en tomar medidas, incluso expulsivas del personal involucrado”, y aseguró que fue la propia policía la que entregó a la justicia el video.

En tanto, el jefe de fiscales, Pablo Vignaroli, dijo a este diario que “se está investigando si el estado de salud del joven es consecuencia del accionar policial, del consumo de cocaína o de la intervención médica para sedarlo. Ese es el eje de las pericias que se están haciendo, ya que para poder tomar una determinación en cuanto a los policías, si cometieron delito y qué calificación tiene, es necesario determinar esto, porque son responsabilidades distintas”. El funcionario remarcó que por lo que se ve en el video “no se pude negar que hay un exceso policial, pero tenemos que poner ese exceso en un marco penal, y medir en base al resultado del informe de los forenses”.

Por otra parte, la fiscal a cargo de la causa, Valeria Panozzo, ya habría  indicado a los policías identificados que designen abogado defensor y que la acusación sería por lesiones.

Mientras tanto, el joven continúa internado en el Hospital Horacio Heller, donde lo acompañan sus familiares. “Facundo neurológicamente no ha reaccionado, está despierto, abre los ojitos y te sigue con la mirada, pero no sabemos si ve o escucha. Clínicamente esta bien, sus pulmones, corazón y riñones funcionan correctamente, y no ha tenido fiebre. No ha retrocedido. Y cuando le paso los dedos por la planta de los pies parece molestarle. En pequeñas cosas vamos avanzando. Hay que esperar y darle tiempo”, dijo con esperanza Adelina.

Evidencias de la brutalidad uniformada en Neuquén

Con Información de Pagina 12

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com