ESPAÑA: JPMorgan no teme a los accionistas - EntornoInteligente

Expansión / Los inversores del banco hacen poco esfuerzo para pedir responsabilidades a la cúpula directiva.

En su última carta a los accionistas, Jamie Dimon sugirió varias razones que explican el número menguante de empresas públicas, una de ellas que “grupos con intereses especiales” estaban secuestrando las juntas anuales, que se estaban convirtiendo en “una completa farsa”.

Sin embargo, la caída de las salidas a Bolsa se explica en gran medida por un repunte de las fusiones. Las privatizaciones son insignificantes y, si bien es cierto que hay escasez de opv, no es algo que se deba a que las empresas privadas tengan miedo de la situación que plantean las juntas anuales en EEUU.

“Farsa” se aproxima más a la realidad. Un factor es que las compañías celebran sus juntas lejos de sus sedes y de su principal base accionarial. Para su reunión anual del martes, JPMorgan eligió Wilmington, en Delaware, una posible mejora con respecto a Nueva Orleans y Tampa, que han acogido al banco en los últimos años (como otras compañías con espíritu viajero, JPMorgan afirma que visita las ciudades donde tiene una gran presencia).

Otro aspecto es el poco esfuerzo que hacen los inversores para pedir responsabilidades a la cúpula directiva. Un accionista le dijo a Dimon que se oponía a su paquete salarial de 28 millones de dólares. “Está empezando a ofender mis sentimientos”, bromeó el presidente y consejero delegado. No sorprende esa confianza, ya que el recuento de votos pronto reveló que el 92,3% de los accionistas habían apoyado el plan salarial.

Ni siquiera en plena debacle por el caso de la “ballena de Londres” consiguieron los inversores forzar una reforma seria. El mayor recuento a favor del nombramiento de un presidente independiente fue del 40% en 2012, poco después de que JPMorgan revelase que había perdido miles de millones de dólares en operaciones con una supervisión deficiente. Al año siguiente, cuando salió a la luz el caso de la ballena, los votos a favor cayeron al 32%. ¿Por qué? Los accionistas, nerviosos, temían que Dimon pudiera dimitir indignado. Los consejeros independientes pagaron los platos rotos del descontento, pero incluso entonces, la consejera peor valorada recibió más de la mitad de los votos -aunque, afortunadamente, dimitió.

El martes, el 34% de los inversores votaron a favor de separar los cargos de presidente y consejero delegado, aunque el miedo a ofender a Dimon es tan grande que las mociones especifican ahora que sólo ocurriría después de su jubilación. Las seis últimas votaciones han cosechado más de un 30% a favor; ante el pobre entorno de votaciones de accionistas, esto viene a representar un murmullo constante de descontento. En cambio, Goldman Sachs consiguió evitar la votación de mociones este año. Las cúpulas directivas están muy cómodas; los “secuestradores” no suponen una amenaza.

ESPAÑA: JPMorgan no teme a los accionistas

Con Información de Expansión

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi




Instagram

Username or hashtag @entornointeligente is incorrect.