Encontraron un tesoro y ahora podrían ir diez años presos - EntornoInteligente

El Clarín / Por desconocimiento o por avaricia, pasaron de ser millonarios a procesados por la Justicia. Un grupo de tres obreros encontró un muy valioso tesoro de monedas y lingotes de oro mientras refaccionaban una casona antigua en Francia, y decidieron quedárselo sin decirle nada a nadie.

El problema surgió días después. Más precisamente cuando depositaron fuertes sumas de dinero en un banco y, empleados de esa entidad, los denunciaron al fisco francés. El dinero que depositaron en las cuentas bancarías había sido producto de la venta del tesoro. Ahora, los tres podrían enfrentar condenas de hasta diez años de prisión.

La familia Beauté había comprado una casona del siglo XVIII en Notre-Dame-de-l’Isle, en el noreste de Francia, hace diez años. Y en 2011 decidieron renovarla. Para ello, recurrieron a los servicios de una empresa de construcción. Al excavar un galpón para construir una cocina moderna, los tres obreros descubrieron una bolsa con 16 lingotes de oro de un kilo cada uno y recipientes con alrededor de 600 monedas de 20 dólares estadounidenses, de los años de 1920. En total, el tesoro está valuado en 1,2 millón de dólares.

Los trabajadores se repartieron la fortuna y luego vendieron los lingotes y las monedas de oro a una casa de numismática. Pero no previeron que uno de los bancos donde depositaron parte del dinero, fruto de esas ventas, iba a hacer una denuncia al fisco francés por considerar que las elevadas sumas de dinero depositadas eran de origen sospechoso.

Según la Justicia francesa, los trabajadores admitieron haberse quedado con el tesoro sin declararlo –como lo exige la ley francesa– al Estado y al propietario de la casa, y ahora podrían ser condenados a unos diez años de cárcel. Los tres obreros fueron inculpados por hurto y el responsable de la casa de compra y venta de oro, acusado de perista (que comercia con objetos robados). Todos comparecerán ante la Justicia en diciembre próximo.

Lo increíble es que la ley estipula que si hubiesen declarado su hallazgo, los obreros se hubiesen podido quedar con la mitad del botín, correspondiendo la otra mitad al propietario de la casa.

Con Información de El Clarín

Entornointeligente.com