En sindicato de UTU faltan boletas por US$ 560.000 - EntornoInteligente

El País / Una auditoría interna de la Asociación de Funcionarios de UTU (Afutu) develó la falta de comprobantes de gastos por US$ 560 mil durante el período 2015-2016. El hecho intensificó la guerra interna que se vive dentro del sindicato: mientras una minoría habla de “barrer debajo de la alfombra” y reclama que el tema se eleve a la Justicia, la mayoría se enfrascó en repudiar las denuncias contra la anterior administración.

En una reunión del Consejo Directivo Nacional de Afutu celebrada el martes, tras una discusión que se extendió por varias horas, el sindicato resolvió por una mayoría de 13 contra siete, y tres abstenciones, condenar “los agravios y ataques” de Educación y Trabajo y Agrupación Clasista Independiente, los dos movimientos a los que pertenecen, respectivamente, el secretario de finanzas Daniel Maciel y el de organización Víctor de León. Ellos fueron quienes denunciaron la falta de comprobantes y reclamaron que se investigue en qué se gastó el dinero.

La moción votada también acusó a las dos agrupaciones de buscar atribuirse “representatividad sindical al solo efecto de lograr réditos políticos”, y sostuvo que sus dirigentes “han redoblado el camino de la mentira” al sostener “un desvío económico de miles de dólares (…), todo sin presentar ningún tipo de elementos probatorios”.

Desde el otro rincón se advierte que la prueba que se presenta es justamente la falta de comprobantes sobre esos gastos.

Faltan más de la mitad. El 10 de febrero de 2016, con el aval incluso del expresidente en el período 20152016, Daniel Devitta, el sindicato votó la realización de una auditoría interna. De León dijo a El País que cuando se dispusieron a hacer esto se encontraron con que “no estaban hechos los balances” correspondientes a esos años.

El secretario de organización sostiene que faltaban comprobantes por 24 millones de pesos. “Me dicen esto desde el estudio contable y empezamos a revisar todo. Descubrimos que una parte se había trasladado al Pit-Cnt y otra correspondía a los sueldos de empleados que tiene el sindicato, que son muy poquitos. El resto no estaba”, sigue De León.

La cifra exacta de lo que falta, según la auditoría a la que accedió El País, es de $ 16.371.358. Con un dólar a $ 29 (en 2015 el promedio fue de $ 27,2 y en 2016 de $ 30,1), se trata de 564.500 dólares.

En total, entre 2015 y 2016, se gastaron cerca de 30 millones de pesos, según sostiene a El País Martínez, el secretario de finanzas. Y explica: “Es decir, son más los comprobantes que faltan que los que hay”.

Descubierto esto, Martínez y De León instaron a Devitta y Daniel Prates, exsecretario de finanzas, a que presentaran los comprobantes que faltaban. Lo tenían que hacer en un lapso de diez días. “No nos dieron nada”, señala De León.

Todo terminó en la asamblea del martes, donde la mayoría del gremio decidió no investigar el caso, sino condenar a los denunciantes, al tiempo que, en la declaración final, advertían que “con respecto a la falta de boletas que justifican en qué se gastó el dinero, mayoritariamente se han entregado por miembros de la dirección los justificativos de gasto, desconociendo qué ha hecho el secretario de finanzas actual con la documentación recibida”.

Devitta, sin embargo, reconoce a El País que “2015 fue un año complicado, con una importante lucha sindical, y puede ser que algunos comprobantes no fueran entregados, pero no pueden ser la cantidad que dicen los secretarios de finanzas y organización; como mucho puede llegar a ser el 10%”.

Sin pruebas. Una de las razones por la que el ala mayoritaria del sindicato desdramatiza la situación, tiene que ver con que -y lo dice así la moción que fue votada el martes- “los movimientos de dineros de Afutu en el período anterior, están documentados en los estados de cuenta del Banco República (BROU), los cuales permiten demostrar a qué cuentas bancarias fueron los dineros del sindicato”.

Martínez dice que hay un problema con las cuentas del BROU, y tiene que ver con que los resúmenes, “en un 70% de los casos dicen a qué cuenta se giró el dinero pero no a qué compañero pertenece”.

Ambas partes están de acuerdo en pedir al banco el nombre de los titulares de esas cuentas. Esto permitirá, no obstante, solo saber quién recibió la plata, pero no en qué la gastó.

“Hay cifras que son grandes, y la persona puede decir que se gastó en un servicio de comida para un consejo nacional, pero si no está la boleta cómo yo sé que ese dinero no terminó en el pago de un cumpleaños de 15”, cuestiona De León.

“Que hay un faltante de comprobantes es verdad. Pero también es verdad que esto se tiene que resolver en la órbita del sindicato”, señala a El País Ivana Diakakis, líder de Afutu en Montevideo, quien además ha denunciado a De León por violencia de género, cosa que él niega (ver aparte) .

El tema será tratado en el congreso nacional que se celebrará el 11 y 12 de mayo próximo. Martínez y De León dicen que tratarán de convencer a las bases para que no acepten lo que quieren las mayorías y que insten a investigar. El secretario de finanzas dice que está pensando en iniciar una campaña de firmas. El de organización que evalúa elevar el tema al Ministerio de Educación y cultura y a la Justicia, aunque sea por afuera del sindicato. Ambos ya comunicaron todo al Pit-Cnt, que todavía no se pronunció.

Divididos. En la última elección de Afutu se presentaron siete agrupaciones. Al secretariado llegaron cinco, y ahora ya son seis porque una de ellas, la mayoritaria, se dividió. La lista que ganó era una alianza entre el MPP, el Partido Comunista y el Socialista. De ahí salió el presidente Juan Pérez, y la líder de Montevideo, Diakakis. El primero del MPP, y la segunda comunista, se separaron hace unos meses cuando Pérez empezó a apoyar a Martínez y a De León. De hecho Pérez votó a favor de su moción en la reunión del martes.

Segunda en las elecciones salió la lista 8316, donde hay miembros de Plenaria Memoria y Justicia, y frentistas independientes. Y que es la agrupación de Prates, exsecretario de finanzas en la mira.

Tercera quedó la lista de Maciel, en su momento cercana a la Liga Federal del diputado Darío Pérez, pero ya alejada de este sector. Salió tercera con el apoyo de algunos militantes del Partido Nacional y Colorado.

Cuarta quedó la agrupación Figari, la de Devitta, frentista independiente.

Quinto salió el Movimiento Clasista, de De León, que lo identifican con la 711. Él dice tener amigos en la lista de Sendic.

¿Hubo violencia de género? La declaración que emitió el ala mayoritaria de Afutu sostiene que quienes advirtieron sobre la falta de boletas “han sido también denunciados frente a la comisión de género del Pit-Cnt, puesto que violentaron a compañeras de la dirección sindical y de las bases”. Una de las denuncias fue presentada por la líder del sindicato en Montevideo, Ivana Diakakis, que según contó a El País fue agredida por Víctor de León, secretario de organización. “De León se me tiró encima. Había unas mesas y se me vino. No sé si me quería pegar, pero me agravió. A veces el ser mujer molesta”, dijo. De León, en tanto, sostuvo: “Tengo varias denuncias de género, a partir de nuestra denuncia se nos está tratando de excluir. No hubo violencia de género, le dije que era una impresentable políticamente, eso no tiene nada que ver con el género”.

DESPROLIJIDADES Y CORRUPCIÓN. Compraron hasta el cotillón Excesos en el sindicato de la salud Una auditoría en la FFSP, del período 2011-2014, descubrió que su expresidente, Alfredo Silva, recibió $ 1.581.698 “por concepto de gastos de representación” sindical mientras cobraba $ 100.000 al mes como director de ASSE, según informó en su momento El País. Irregularidades en la colonia de vacaciones, con pérdidas de $ 10 millones. Y gastos en Superfiestas por más de $ 1 millón.

Escandaloso plan de vivienda Pit-Cnt denunciado en maniobra El Pit-Cnt fue denunciado por, supuestamente, negociar con empresas constructoras interesadas en construir viviendas para trabajadores a cambio de una “comisión” de US$ 300.000. La primera denuncia fue publicada por El País en 2013. El plan fue concebido en 2011 y la idea era que llegara a 15.000 trabajadores nucleados en 300 cooperativas. El juicio continúa.

Dinero nunca llegó al Pit-Cnt Faltante en el sindicato de la carne El sindicato del frigorífico Carrasco dice que le entregó el año pasado a la Federación Obrera de la Industria de la Carne (Foica) US$ 12.000 con destino a pagar una deuda que tenía con el Pit-Cnt, pero el dinero nunca llegó a la central sindical. La Foica decidió suspender al presidente del sindicato, Martín Cardozo, quien había realizado el reclamo y planteado la situación al Pit-Cnt.

En sindicato de UTU faltan boletas por US$ 560.000

Con Información de El País

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com