En la distancia o no, su amor siempre está intacto - EntornoInteligente

El Universal / Si tuviéramos que hacer una lista con los tipos de mamás, sería enorme: las hay estrictas, consentidoras, unas más tiernas, protectoras, valientes, madres que también son papás, las que adoptan… En este mayo, Mes de las Madres, habrá hijos que no volvieron a ver a sus madres, y mujeres que no volvieron a ver a sus hijos. Habrá historias infinitas y variadas, pero en Gente Bahía tenemos a la mujer que hoy muestra su mejor cara ante la vida. Ahí está, firme y dispuesta a entregar su cariño, con mente emprendedora y actitud positiva.

HOMENAJE A NAYIBE GALEANO GEORGE

En agosto del 2005 se marchó para siempre Nayibe Galeano George, pero lo que la vida jamás podrá arrebatarle a Míriam George, es haber sido su madre.

Valiente, así recuerda a su primer retoño. Sí, esa es la imagen que tiene de aquella mujer que un día también se convirtió en madre de su primer nieto, siendo además la mayor de sus tres hijos. 

En cada proyecto, en su trabajo, en el día a día, donde quiera que pise Míriam, permanecen las huellas de su hija Nayibe Galeano, sobre todo en su acogedor hogar donde vivió sus últimos tres años, y que ahora es el espacio donde juegan sus otros dos nietos Emanuel y Juan Salvador.

“”Philippe es el mayor de mis nietos, fruto de mi amada hija Nayibe, él y yo somos uno, debido al gran amor que nos tenemos”, destaca George.

Y agrega: “”Me he convertido en madre de muchos, porque cuando yo veo a una mujer, a una madre llena de dificultades, o a niños pasando por un mal momento, me siento en la necesidad de ayudarlos, por eso desde hace tiempo  apoyo a una fundación de niños con cáncer”.

“Yo veo a mi hija reflejada en las mujeres guerreras y en las que sufren, pero me veo a mí en las que tienen a sus hijos enfermos, por eso cada  año cuando Nayibe cumple de fallecida, les hacemos una fiesta en su honor en el Parque Flánagan y regalamos bicicletas, en vez de hacer una misa para volver a llorarla. Es algo que ya está institucionalizado”.

El trabajo los une

Lo más difícil para Míriam no fue el cáncer que le arrebató la vida a su hija hace 11 años, sino el saber que ella sufría al ver a su familia destrozada.

“”Cuando mi hija muere yo le dije a mis dos hijos y a mi esposo: ‘como tú eres ingeniero, tú eres arquitecto y tú constructor, hay que ponerse a trabajar,  nosotros no vamos a llorar para intentar revivir a nuestros muertos, y desde allí nació la firma 3G Constructores’… estoy hablando de una época difícil, tanto económica como emocionalmente. Yo vendí todo por los tratamientos de mi hija, no fue fácil, pero aquí estamos con la cabeza en alto”.

Míriam George es hija del inmigrante árabe Camilo George. Se considera una mujer trabajadora, emprendedora e independiente. A los 7 años empezó a trabajar en el negocio de su padre y a los 16 ya lo administraba. Comenta que su madre le enseñó a ser la persona que hoy refleja: ‘una mujer arrolladora’.

“El mejor regalo que le puede dar un hijo a una madre no es sólo una rosa  o un collar, el mejor regalo es saber que has hecho de tus hijos personas grandes y solidarias, trabajadores como yo, porque me están demostrando que yo hice un buen trabajo como madre””, alude Míriam George.

Hoy se le ve más fuerte que nunca, sonriente y optimista, regalando felicidad a otras madres, hijos, nietos y a todas las personas que la rodean, pues la lista de quienes ama es interminable.

La accionista de la firma 3G Constructores, Míriam George, junto a dos de sus tres hijos: Camilo (a la izquierda) y Elías Galeano George (a la derecha).

¡FELÍZ DÍA DE LAS MADRES!

Mónica Cruz “Ser madre es tener la capacidad de reinventarse todos los días, no es igual criar a un hijo hace más de 20 años, que criar a uno en esta nueva generación”.

“Cuando estaba pequeña mi madre me decía que la imagen dice mucho de quiénes somos, ella se arreglaba de pies a cabeza desde que se levantaba, definitivamente eso aprendí de ella”, Mónica Cruz.

Natalia Navarro

Lo que más admiro de mi madre es su chispa y su originalidad. No hay ninguna como ella”. Admiro además el amor ciego que siente por mi padre y por el resto de sus hijos, me inspira a sentir pasión y entrega por la familia”, Natalia Navarro.

Jakobo Fonseca “Ella ha sido madre y padre a la vez, le debo la crianza, la persona, lo profesional y el cantante que soy. Al comprarme mi primera guitarra me hizo prometer que cuando fuera un gran artista la llevaría a todas mis parrandas. Es una deuda que no termino de pagar”, Jakobo Fonseca.

 

En la distancia o no, su amor siempre está intacto

Con Información de El Universal

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *