El oso y los hombres que ganaron el primer Oscar de Chile - EntornoInteligente

El Observador / Al principio fue un león, después un conejo. Pero el protagonista de la historia terminó siendo un oso. Y ese oso, al final, fue el animal que le dio a Chile el primer Oscar de su historia. El 28 de febrero de 2016, los realizadores chilenos Patricio Escala y Gabriel Osorio se subieron al escenario del teatro Dolby, en Los Ángeles, para levantar una estatuilla que no solo premió por primera vez a una producción de su país, sino a una fábula profundamente arraigada en la historia reciente del Cono Sur.

Esa obra es Historia de un oso , que se terminó en 2014 y demandó un proceso de trabajo de cuatro años. La empresa detrás de la creación del cortometraje –el único latinoamericano en vencer en la categoría– fue Punkrobot, una productora casi familiar fundada por Escala, Osorio y sus respectivas esposas, María Elisa Soto Aguilar y Antonia Herrera.

Historia de un oso se basó específicamente en la historia de Osorio. Su abuelo emigró de Chile durante de dictadura de Augusto Pinochet y tardó 20 años en volver. Para cuando conoció a su nieto, este ya tenía 10 años y varias preguntas que hacerle. Una sobresalía entre el resto: “¿Por qué?”.

En el corto se puede ver cómo un oso viejo, extraño a la ciudad en la que está viviendo, se despierta cada día con un propósito: contar su historia a través de un dispositivo mecánico por las calles del lugar. En poco más de 10 minutos, la pieza relata cómo el oso es apartado de su familia por las autoridades y vendido a un circo, donde es obligado a presentarse noche tras noche. Hasta que un día logra escapar.

“Al principio pensábamos que el corto estaba basado en la dictadura chilena. Pero después nos dimos cuenta que no, que se basó en todas. Son parte de nuestra cultura. En Rusia se identificaron con él, y también en Taiwán. Uno se va dando cuenta que las malas decisiones políticas se toman en todo el mundo”, contó Escala a El Observador. El realizador, que fue oficialmente el productor del corto, llegó a Montevideo el pasado fin de semana para participar en Uruguay Computer Graphics, un evento de animación , informática y diseño gráfico.

La convención pretende lograr una sinergia entre los estilos de animación de cada país, que posibilite coproducciones y trabajos en conjunto, algo se ha visto en filmes recientes como Selkirk (coproducción animada de Uruguay, Argentina y Chile de 2012).

“Con los gremios de animación estamos intentando unirnos para crear una federación latinoamericana de animación con un fin: lograr que haya más conocimiento, que las productoras a nivel regional se conozcan y que logremos incentivar a los ministerios de cultura para crear una red regional que permita impulsar la industria”, contó.

historia de un oso

En ese sentido, una de las barreras es demostrar que la animación puede ser una industria redituable económica y culturalmente. “Antes de pensar en salir a otros mercados y doblar las películas a otro idioma, lo que tenemos que solucionar es que Latinoamérica funcione como una región donde haya más incentivo para desarrollo de contenidos propios. En Europa tres o cuatro países se unen para hacer un largometraje, ocupan todos sus fondos estatales y basan su circuito en su continente. De ahí se van a Estados Unidos y a otros mercados. Pero primero lo hacen funcionar en casa para después poder exportarlo”, comentó.

Historia de un oso logró, de alguna manera, trascender a su país y alcanzar nuevas fronteras para sus realizadores. El premio posicionó a Punkrobot dentro de la industria chilena y también de la animación internacional, ya que fueron reclutados por empresas de otros países para trabajar en conjunto. Para la próxima edición de los Oscar, uno de sus proyectos realizados en coproducción con Estados Unidos ya fue preseleccionado en la categoría Mejor corto animado.

“Nos dimos cuenta de que nuestros proyectos pueden llegar y competir de igual a igual con estudios enormes como Pixar, incluso llegar a derrotarlos. El talento existe, las ideas están, y solo falta el apoyo de los gobiernos y de los privados, para que podamos ir viendo más de estas historias e ir posicionándolas fuera de nuestros países”.

La primera infancia Desde su fundación, Punkrobot se dedica a realizar animaciones para preescolares, un público que según ellos es olvidado de manera recurrente por los mercados locales.

“Es un sector que ha sido dejado de lado en Latinoamérica. Es muy difícil que los canales tengan contenido hecho para niños de una edad temprana. En Chile es casi inexistente la televisión pública para niños, y solo queda la opción de los canales de cable, que es algo a lo que no toda la población puede acceder”, dijo Escala.

En este momento, la productora se encuentra trabajando en su tercera serie animada y junto a otras dos productoras chilenas realizarán un proyecto de animación 2D para Cartoon Network.

Además, también están adaptando Historia de un oso a un largometraje. “Es el desafío más grande que nos hemos puesto. Demoramos cuatro años en hacer el corto, así que no quiero ni pensar lo que vamos a demorar ahora. Queremos contar buenas historias y transmitir mensajes, es nuestro pilar fundamental. Queremos sentir que tenemos una historia potente, que transmita un mensaje con el que la gente pueda llegar a conectar”.

Los costos de producir animación A diferencia de lo que pasa con las películas con actores, cuyo rodaje dura aproximadamente entre 20 y 40 días, una ficción animada puede llegar demandar años de trabajo. Para las producciones latinoamericanas, el plazo es aún mayor. “Un largometraje animado toma tres o cuatro años, con un equipo de 50 personas trabajando todos los días. Los presupuestos siempre van a ser más altos y por lo tanto se necesita que haya una mayor inversión del estado y de privados que quieran impulsar el desarrollo de contenidos culturales. Eso tiene que ver con que veamos identificadas nuestras historias en pantalla y que eso genere la conexión con una audiencia que demande productos nacidos en Chile, Argentina o Uruguay”, dijo Escala.

El oso y los hombres que ganaron el primer Oscar de Chile

Con Información de El Observador

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com