ECUADOR: El reto sacerdotal de pastorear a los fieles católicos de Guayaquil - EntornoInteligente

El Universo / De los 14 millones de habitantes de Ecuador el 91,95% (12,7 millones) dicen profesar una religión y el 80,4% de ellos (11,3 millones) son católicos, según un reciente estudio elaborado por el Instituto Ecuatoriano de Estadística y Censos (INEC) en cinco grandes ciudades, entre ellas Guayaquil.

Desde hoy, con la celebración del Domingo de Ramos, la mayor comunidad religiosa de la urbe vive la Semana Santa, tiempo en el que, de acuerdo con la creencia cristiana, se recuerda la muerte y resurrección de Jesucristo.

En la Arquidiócesis de Guayaquil trabajan 323 sacerdotes de 17 nacionalidades (de América, Europa y Asia), asignados a 210 parroquias distribuidas en cinco vicarías. Las vicarías del norte y sur abarcan 60 parroquias cada una; la del centro, 39; la de Daule y Balzar, 24, y la de Santa Elena, 27.

En el marco de la Semana Mayor, cuatro sacerdotes reflexionan sobre las realidades que atraviesan sus congregaciones y los retos que han enfrentado en distintos contextos.

Enrique Beltrán, sacerdote colombiano, cuenta que hace cuatro años fue nombrado “párroco sin parroquia” de la iglesia Santo Tomás Moro, ubicada en Villa España. Relata que las misas se oficiaban en un terreno al que asistían cerca de 30 personas. “Eran con una mesita y un foco con una caña para sostenerlo”, recuerda Beltrán.

La situación actual de la parroquia es otra, a cada misa asisten unos 500 fieles. “Hicimos actividades para construir una cabaña, vendimos comida y rifas”, relata el religioso. Añade que luego se sumó la ayuda de una comunidad religiosa de Los Ceibos y una de Suiza, con lo que se levantó un templo de concreto. “Pero lo más importante es quién llene el edificio, el pueblo de Dios”, relata.

Una situación similar afrontó hace cinco años el sacerdote peruano Giancarlo Freundt, de la iglesia Nuestra Señora de Chiquinquirá (Los Vergeles), que también oficia misas en la capilla Señora de la Misericordia, en cerro Colorado.

Freundt afirma que la capilla ha crecido en infraestructura por las actividades comunitarias de las que participan los fieles. “Cuando iba a dar misa había pocas personas para la misa dominical; ahora tiene más movimiento, porque con esfuerzo la gente se motiva para hacer cosas”, relata el sacerdote.

El contexto social también propone retos a los curas. En Monte Sinaí, un sector en el que los habitantes viven en condiciones de pobreza, el padre Simón Mahish, oriundo de la India, lleva la iglesia a los hogares desde hace 5 años.

“No espero que todas las personas vengan a misa, porque viven en un lugar en el que no pueden dejar la casa sola, por los ladrones. Yo voy y los visito, la familia es una iglesia doméstica, donde hay dos o tres reunidos ahí está Dios”, dice el religioso que lidera la fundación Kairós, en la Isla Trinitaria.

Añade que hace dos años se construyó una escuela de caña en la zona, a la que asisten 120 menores. “Quiero hacer millón de cosas a punta de amistad”, comenta en referencia a que la labor social que hace es gracias a donaciones.

En templos más antiguos como la basílica de la Merced (Víctor Manuel Rendón y Pedro Carbo), el número de feligreses es más alto (5.000) y las actividades son más llevaderas gracias a las ofrendas y limosnas, cuenta el sacerdote quiteño Joel Tapia.

“Trabajamos en las cárceles y la gente nos ayuda, dan medicina, ropa, vituallas y todo lo necesario, están comprometidos”, asegura Tapia.

Beltrán, Freundt y Mahish son muestra del alto número de religiosos extranjeros que predican en la ciudad. Según voceros de la Arquidiócesis, en Guayaquil hay 31 órdenes religiosas del extranjero, frente a 18 nacionales.

323 Sacerdotes pertenecen a la Arquidiócesis de Guayaquil. El sur es el sector con más parroquias de la urbe.

Detalles Históricos

Evangelizadores Los primeros misioneros que arribaron a Guayaquil fueron los religiosos dominicos, que comenzaron a trabajar antes de 1574.

Templo matriz En 1548 se construyó la primera iglesia matriz de la ciudad, en el barrio Las Peñas.

Mi política es servir, es la manera de transformar al pueblo. Una vez me encontré con la Madre Teresa de Calcuta y me dijo que el fruto de servicio es paz”. Simón Mahish Trabaja en Monte Sinaí y en la Isla Trinitaria

Predicar con el ejemplo como lo hizo Jesús atrae a la gente. Si predicamos con el testimonio de nuestra propia vida, eso arrastra”. Joel Tapia Oficia misas en la basílica de la Merced

La gente está muy contenta en la iglesia. Aunque mi salud ya no es la misma, a mí me gusta trabajar con ellos, soy muy cariñoso, a veces demasiado bondadoso”. Enrique Beltrán Sacerdote de la parroquia Santo Tomás Moro

Con Información de El Universo

Entornointeligente.com




Instagram

Username or hashtag @entornointeligente is incorrect.