Dosier de fichajes: Cuando las marcas deportivas seducen a los futbolistas - EntornoInteligente

Banca y Negocios / Adidas con Lionel Messi o Mesut Ozil, Nike con Cristiano Ronaldo o Kylian Mbappé: Los clubes no son los únicos que establecen relaciones contractuales con los futbolistas, que también son muy codiciados por las marcas deportivas.

“Gran anuncio”

Julio de 2017. La nueva estrella Kylian Mbappé es uno de los protagonistas del mercado de la pretemporada europea. El joven de 18 años llega a publicar en Twitter un vídeo en el que dice que va a hacer un “gran anuncio”.

Los hinchas de los clubes que aspiraban a ficharle, Real Madrid y París Saint-Germain, además de los periodistas, esperan ansiosos: el entonces jugador del Mónaco desvela que la próxima temporada jugará… con unas zapatillas Nike. Mbappé está unido a la marca estadounidense desde que tenía 13 años.

¿Qué lazo se establece entre futbolista y marca? En relación a un contrato con un club, “nunca se está en una relación entre empleado y empleador”, explica Frank Hocquemiller, de la agencia especializada en derechos de imagen de famosos VIP Consulting. “Se trata de contratos de patrocinio que son facturados como honorarios” y que incluyen algunas obligaciones.

“Si firmas con Adidas, Nike o Puma, eso quiere decir que compran derechos de imagen”, señala Frank Hocquemiller, cuya empresa se ocupa por ejemplo de los intereses del defensa francés del Real Madrid Raphaël Varane. “Eso tiene como consecuencia operaciones de relaciones públicas, una gestión de las redes sociales…”, relata.

“Patrocinio remunerado”

El objetivo siempre es el mismo: la visibilidad. “Las marcas deportivas realizan inversiones cada vez más importantes” en el fútbol. “Hay que rentabilizar”, explicaba recientemente a la AFP Kevin Geoffroy, de la web Footpack.fr, especializada en Francia en la actualidad de las marcas en el fútbol.

Las cuentas Twitter, Instagram o Snapchat de las estrellas del fútbol cuentan regularmente con imágenes publicitarias o mensajes de la marca deportiva que les viste o calza. El alemán Mesut Ozil (Arsenal) realiza por ejemplo en Instagram la promoción de uno de los últimos modelos de Adidas, en el marco de un “patrocinio remunerado”.

Los objetivos de las marcas son habitualmente futbolistas de primer nivel, estrellas o futuras estrellas, susceptibles de “provocar la compra” en tiendas, según Frank Hocquemiller. Las cantidades de los contratos van a depender del puesto ocupado, de la edad, de la perspectiva de carrera…

Desde los años 1930

Otros buenos jugadores de primera o segunda división en campeonatos más o menos importantes, no internacionales, firman principalmente “un contrato que permite tener material de calzado pero con primas de resultados difícilmente alcanzables”, explica el especialista. “Se trata de pequeños contratos que no cambiarán la vida del futbolista”, afirma.

La utilización de futbolistas para la promoción de productos no es algo reciente. “Fue en los años 1930, con futbolistas que crean su propia marca, con pequeñas empresas de calzado”, explica Paul Dietschy. Este autor en 2010 de una “Historia del fútbol” cita por ejemplo el caso del suizo del Sochaux francés André Abegglen (conocido como ‘Trello’), que creó su propia marca de calzado con el eslogan “para un obrero una buena herramienta, para un futbolista un buen calzado”.

Paul Dietschy cita también el ejemplo de Johan Cruyff, que cuando iba a la selección nacional pedía que su camiseta llevara únicamente dos de las tres bandas de Adidas porque tenía contrato con Le Coq Sportif.

Herramienta de trabajo

En la relación surge a veces tensión. Algunos juegan a veces con “zapatillas negras” para esconder un logotipo, para negociar un nuevo contrato o para encontrar una nueva marca. En su autobiografía, el que era seleccionador de Francia cuando fue campeona del mundo en 1998, Aimé Jacquet, explica que tuvo que solucionar un conflicto unos meses antes de esa competición con jugadores que querían lucir su calzado habitual en vez del suministrado por Adidas, la marca entonces de los Bleus.

“Afortunadamente, imperó la cordura”, escribe. “El contrato de Adidas se respetó escrupulosamente hasta el 12 de julio de 1998 (final del Mundial) y, desde entonces, los jugadores llevan en la selección de Francia los calzados de su elección”, señala.

Antes del Mundial de 2014, la web Rue89 se dio cuenta de que las posiciones de los integrantes de la selección francesa en la foto oficial no se decidía en función de su altura, sino de su calzado. En primera fila, los jugadores de Nike, con contrato con la Federación Francesa de Fútbol (FFF) desde 2010, mientras que los otros, aunque fueran bajos de estatura, pasaban a la segunda o tercera fila.

Dosier de fichajes: Cuando las marcas deportivas seducen a los futbolistas

Con Información de Banca y Negocios

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *