Divorcio con OEA no impide aplicar la Carta Democrática - EntornoInteligente

La Verdad / La canciller Delcy Rodríguez adelantó la posibilidad de retirar a Venezuela de la Organización de Estados Americanos (OEA) si se avanza en la celebración de una reunión de cancilleres para activar la Carta Democrática al gobierno del presidente Nicolás Maduro, pero, ¿qué consecuencias tendría la salida del país caribeño?, ¿cuáles serían sus implicaciones para con el pueblo? Especialistas concuerdan en que la medida limitaría el apoyo financiero y comercial al Estado venezolano, lo que significaría un golpe bajo a la economía nacional, esto sin contar que el Ejecutivo tendría que pagar la deuda que tiene con el organismo, que asciende a 8,7 millones de dólares.

“Retirarse de la OEA sería una actitud infantil y absurda porque saben que la comunidad internacional ya llegó al límite y no puede seguir apadrinando la situación actual. La medida aumentaría el desprestigio que ya tiene Venezuela en la comunidad internacional y afectaría el beneficio de apoyo financiero de otras naciones, ya que no solo se desligaría del Consejo Permanente de la OEA, sino de todas las organizaciones e instituciones que giran alrededor de ella y que la integran en el mundo”, expuso a La Verdad Adolfo Taylhardat, exembajador de Venezuela ante la ONU y exviceministro de Relaciones Exteriores.

Recalcó que si al hecho de que prácticamente no hay ingresos en dólares, de que el petróleo no aporta lo que se necesita y de que no hay exportaciones de otros productos, y se agrega la falta de apoyo de otros países, el efecto repercutiría directamente en una complicación de la economía nacional.

El Estado venezolano estaría apartado de entes como el Consejo Económico Social Interamericano, la Organización Panamericana de la Salud, el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, la Fundación Panamericana para el Desarrollo, el Comité Interamericano de Puertos, el Instituto Indígena Panamericano, el Instituto Panamericano del Niño, Comisión Interamericana de Telecomunicaciones, entre otros. En total, sería un promedio de 16 instituciones.

Según el artículo 143 de la Carta de la OEA, Venezuela no quedaría por fuera al momento inmediato de solicitar su retiro; tendría que esperar dos años, mientras tanto, debe cumplir con sus derechos y obligaciones ante este ente. Esto significa que la salida, no frenará la Carta Democrática, sino “al contrario avivaría la preocupación internacional por la crisis venezolana. Sería un aislamiento para negarse a debatir cuando el tema debería ser aceptar la negociación como instrumento de participación constructiva en el hemisferio; con esto demuestra que no tiene argumentos para sentarse a conversar”, dijo Elsa Cardozo, internacionalista.

El primero

Venezuela sería el primer país en retirarse de la OEA. Ni siquiera Cuba, a la que suspendieron en 1962 y reintegraron en 2009, lo ha hecho.

Divorcio con OEA no impide aplicar la Carta Democrática

Con Información de La Verdad

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi