Desde diciembre hay un bote de aguas blancas de Esmeralda a Mirador - EntornoInteligente

El Universal / Entre las esquinas de Esmeralda a Mirador, en la parroquia Candelaria, desde diciembre de 2014 hay un bote de aguas blancas que ha sido denunciado en varias oportunidades a Hidrocapital pero hasta la fecha no se ha resuelto el problema. La situación afecta a 80 familias del edificio Rostol, a otras seis viviendas y dos edificios pequeños. Según la comunidad, la tubería, que pasa por el callejón Zárraga, de Esmeralda a Mirador, ya llegó a su vida útil, está oxidada, por lo que es necesario restituirla.   Los vecinos temen que el tubo se rompa totalmente. Agregan que parte del friso de la acera se está desprendiendo. “Son miles y miles de litros de agua que se están perdiendo. Las aguas pasan por la esquina San Felipe y caen al bulevar de Puente Anauco”, dijo Feniel García, residente del edificio Rostol. La comunidad exhorta a Hidrocapital a que atienda los llamados que se le han hecho. Funcionarios de la hidrológica quedaron en acudir al sitio de la avería el pasado martes 20 de enero pero no se presentaron.  

Con Información de El Universal