Desarrollo y desigualdad - EntornoInteligente

la tercera / THOMAS Piketty y Xavier Sala i Martín, dos connotados académicos y expertos en desarrollo económico y desigualdad, han visitado  nuestro país. La tesis central de Piketty es que el capitalismo inevitablemente conduce a una creciente desigualdad en la distribución del ingreso, mientras que Sala-i-Martín lo refuta asegurando que la evidencia empírica no permite validar una tesis de este tipo. Es interesante traer este contrapunto a la experiencia de nuestro país. Chile aún debe desatar un nudo crítico que implica reducir la desigualdad de oportunidades y los niveles de pobreza. Es interesante constatar un cambio positivo en la desigualdad de los ingresos autónomos y monetarios en los últimos 20 años. En 1990, la brecha del ingreso monetario entre el 10% más rico y más pobre era de 27 veces, mientras que en el 2011 alcanzó 23 veces. En este contexto, Piketty propone un esquema de impuestos progresivos y un impuesto mundial sobre la riqueza con el fin de ayudar a resolver el problema de la desigualdad. Sin embargo, la evidencia en el caso chileno asegura que un mayor impuesto a la renta disminuye el ahorro personal y aunque el mayor consumo aumenta marginalmente el ingreso per cápita en el corto plazo, en el largo plazo cae debido a la caída en la inversión. Por otro lado, si los salarios disminuyen, incluso considerando el efecto de un mayor  gasto público, el cual se destina al quintil de menores ingresos, el Gini apenas se reduce en un 1,5% después de un aumento en los impuestos directos en hasta un 50%. Más aún, si se descompone la evolución de la pobreza para el caso de Chile, se observa que durante los últimos  20 años la mayor parte de la reducción de la pobreza se explica principalmente por el crecimiento económico. Entre 1990 y 2011, el efecto crecimiento explicó un 77,7% de la caída en la pobreza. Ahora bien, una de las preocupaciones de política pública debería ser el impulsar más profundamente la igualdad de oportunidades y la movilidad social. Las oportunidades que las personas encuentran para desarrollar sus proyectos de vida y alcanzar los objetivos que se plantean son, indudablemente, uno de los aspectos más relevantes para construir una sociedad justa. Es relevante considerar medidas de movilidad social relativa para generar políticas públicas que contribuyan a la construcción de una sociedad basada en el mérito, y cómo esta movilidad social es afectada por las oportunidades y dificultades que los individuos encuentran desde su nacimiento. En este sentido, de acuerdo a la distribución por quintiles de ingreso se constata que los niños en Chile tienen potencialidades equivalentes, pero en la medida en que avanzan en el proceso escolar se abren brechas que parecen depender del hogar en que les tocó nacer. En efecto, prácticamente no existen diferencias entre los alumnos de 10 años más ricos y pobres que asisten al colegio. Sin  embargo, en el Simce, un 40% del 20% más rico alcanza el 20% superior de desempeño, cuando en el 20% más pobre, sólo lo logra el 9%.

Con Información de la tercera

Entornointeligente.com




Instagram

Username or hashtag @entornointeligente is incorrect.