Cuatro de cada diez jóvenes españolas no se declaran feministas; y el chico rechaza más el piropo que la chica - EntornoInteligente

ABC de España 2 /

Noticias relacionadas Inés Arrimadas critica que la huelga feminista reivindique «luchar contra el capitalismo» Juezas, criminólogas o médicos: las profesiones cambian de género Susan Sarandon: «Me dijeron que nunca tuviera hijos porque sería menos sexy» «Los padres tienen una especial protección hacia las hijas. Hace unos años, si tu hija llegaba borracha a casa, era un drama en tres actos; si llegaba tu hijo, era un campeón. Afortunadamente, ésta, que era una reflexión o visión del machismo que imperaba en la familia, se está corrigiendo con naturalidad y también con cultura». La reflexión es de Ignacio Calderón, vicepresidente de la FAD (Fundación de Ayuda contra la Drogadicción), acerca de cómo un 15% de los más de 1.200 jóvenes de 15 a 29 años entrevistados en el Barómetro Juventud y Género 2017 dicen padecer «discriminación de género» en el seno de su propia familia.

La familia aparece en el último lugar de los ámbitos donde los jóvenes perciben este tipo de desigualdades. En términos globales, un 53% de las adolescentes y jóvenes españolas afirman haberse sentido discriminadas en alguna ocasión , a distancia del 30% de los chicos que confiesan haber padecido lo mismo.

Tanto unos como otros (el 56,4% de los entrevistados) juzgan como «grandes o muy grandes» las desigualdades existentes para hombres y mujeres, y ellas apuntan a tres escenarios concretos las situaciones donde las sufren de forma más aguda: el primero, en la calle y el trato con la gente.

El segundo, el trabajo, con menor salario, promoción, acceso al trabajo y malas políticas de conciliación. Las discriminaciones las padecen en el ámbito laboral sobre todo las mujeres con estudios básicos y clase social media o baja, ha afirmado Anna Sanmartín , subdirectora del Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud, que ha puesto voz este martes a las conclusiones del barómetro. En todo caso, las diferencias son significativas por géneros. De entre quienes trabajan, el 75% de las jóvenes sí perciben una clara discriminación salarial , un porcentaje que se rebaja al 57% de los chicos contratados.

Y el tercero, en las redes sociales. Con porcentajes algo inferiores, aparecen también las tiendas, los bares y locales de ocio, justo por encima, como decíamos, de la propia familia.

En cuanto al acceso a puestos de responsabilidad política, un 69,1% de ellas creen que ellas también lo tienen mucho peor que ellos, por encima del 46,7% de los chicos que creen lo mismo.

Rechazan más los piropos ellos que ellas Un aspecto muy llamativo de este estudio analiza los comportamientos discriminatorios que se hallan en la vida cotidiana y su grado de inadmisibilidad por parte de los jóvenes. Y resulta que hay más hombres (un 30,2%) que rechazan conductas como piropear a la gente por la calle que mujeres (seis puntos por debajo). Otros comportamientos que la población joven española no tolera son «que los cambiadores de pañales estén solo en el baño de las mujeres», «que estando en grupo, se tenga más en cuenta la opinión de los que de ellas» y «que sea el hombre el que tenga que invitar», entre otros.

Según Sanmartín, en este estudio, que se ha centrado en glosar algunos estereotipos que persisten en la sociedad, sí han deducido que entre los jóvenes se mantienen algunos tópicos. Por ejemplo, en la percepción de su género: ellas, más inteligentes, trabajadoras y responsables, y coquetas; ellos, más dinámicos, independientes, pero también más celosos y posesivos, en resumen.

Pero si hay un aspecto que ha llamado la atención de los impulsores de esta encuesta ha sido el grado de acuerdo de mujeres y hombres con una pregunta cerrada en el cuestionario: al interrogante de si ser ama de casa es tan gratificante como trabajar por un salario, el 65% de los jóvenes encuestados responde afirmativamente. La mitad de los encuestados comparte la expresión «trabajar está bien, pero lo que la mayoría de las mujeres quiere es crear un hogar y tener hijos».

Respecto a esta última concepción, esta encuesta ha preguntado a los jóvenes por la violencia de género . Y, al decir también de Anna Sanmartín, prácticamente la mitad de los jóvenes (un 49%) sí cree que ha aumentado en los últimos años, pero esta percepción varía significativamente por sexos (un 59,2% de las mujeres, sobre todo las de edades más altas, pero desciende hasta el 39,2% entre los hombres). Invita también «a un debate más profundo», ha dicho Sanmartín, que los jóvenes achaquen a factores externos la violencia machista, sobre todo al consumo de alcohol y otras drogas (para cuatro de cada diez entrevistados). Según la subdirectora del Centro Reina Sofía, otra de las respuestas que llama a actuar contra la violencia sexista y su consideración entre los jóvenes es la de que un 28% de los jóvenes aún la ven normal en el seno de la pareja.

Dentro de la autodefinición, el 43,6% de las mujeres no se idenfifican ni declaran como feministas. «Esperábamos que hubiese una mayoría de mujeres feministas , pero no ha sido así. Entre las razones pueden estar la mala prensa que tiene el feminismo, o las ambigüedades que existen en torno al término -ha opinado Sanmartín-. Hemos observado que son las más jóvenes las que se declaran feministas en mayor medida».

Cuatro de cada diez jóvenes españolas no se declaran feministas; y el chico rechaza más el piropo que la chica

Con Información de ABC de España 2

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *