Creció la bancarización, pero las micro y pequeñas empresas siguen con dificultad para acceder a créditos - EntornoInteligente

El Observador / Si bien la bancarización de las mipymes aumentó a 72% en 2017 -15 puntos porcentuales por encima del último relevamiento de 2012-, un porcentaje elevado de las las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) uruguayas sigue encontrando alguna barrera para acceder a financiamiento , según un adelanto de la encuesta de la Dirección Nacional de Artesanías, Pequeñas y Medianas Empresas (Dinapyme) del Ministerio de Industria (MIEM).

El relevamiento indica que el 39% de las mypimes tuvo alguna dificultad para acceder a un préstamo, mientras que un 27% accedió a algún crédito en los últimos tres años. A partir de la combinación de estas dos variables la Dinapyme creó diferentes grupos de empresas.

Un primer grupo denominado como mipymes con “acceso pleno al crédito”, el cual está conformado por las empresas que accedieron al crédito y no presentaron ningún indicador de dificultad. Estas representan el 8% del total.

Un segundo grupo que se conforma por las empresas que accedieron a un crédito pero presentaron algún indicador de dificultad. Ese conjunto fue denominado como mipymes de “acceso a crédito con dificultades” y representan el 19 % del total.

Un tercer grupo formado por empresas “excluidas” o autoexcluidas del crédito (unas 30 mil mipymes), ya que indicaron tener alguna dificultad para acceder a un préstamo pero, sin embargo, no accedieron a ninguno. Este comprende el 20 % de las mipymes del país.

Finalmente, el 53 % no accedió a ningún crédito y no se identificó como una empresa con dificultad de préstamo. Por tanto recibieron el nombre de mipymes “no usuarias de crédito”.

Por otra parte, el 17% obtuvo un crédito bancario, el 7% no bancario y el 10% solicitó un préstamo personal -las respuestas de las mipymes no son excluyentes por lo que una empresa pudo haber sacado un crédito bancario o no bancario y a la vez haber obtenido un préstamo personal para uso empresarial-.

Uso del crédito Respecto a la utilización de los últimos créditos obtenidos por las mipymes, el cambio más significativo se dio en el por porcentaje de empresas que los usó como capital de giro, que se multiplicó por cuatro, pasando de 2% en 2012 a 9% este año. En tanto, se redujeron levemente las respuestas vinculadas a reforma o mejora de la infraestructura, pasando de 10% a 6%, respectivamente.

El 25% de los emprendimientos usó el crédito para la compra de materias primas en 2017, cifra similar en términos estadísticos a la pasada edición (27%). El 22% lo utilizó para compra de vehículo, guarismo que no muestra diferencias estadísticamente significativas respecto a la edición anterior. El 15% de los empresarios le dio como fin la compra de maquinaria, equipos o licencias (sin diferencias significativas a 2012).

Financiamiento por tamaño El informe muestra diferencias importantes según el tamaño de la empresa. Las microempresas son las que presentan mayores dificultades. Tan solo el 7% tiene acceso pleno al crédito y el 18% accede con dificultad. Muchas, sin embargo, quedan excluidas del crédito (21%), mientras que la gran mayoría ni siquiera lo utilizan (54%).

Por su parte, las empresas medianas son las que han hecho uso más generalizado del crédito. En estas el porcentaje es de 40%. Entre las que acceden, se dividen en mitades, las que lo hacen con acceso pleno (25%) y las que presentaron alguna dificultad (23%).

En el sector servicios y en Montevideo hay más empresas no usuarias de crédito -58%-. En el interior, por el contrario, se encuentran mayores dificultades de acceso, un 23% de empresas se encuentran excluidas o autoexcluidas.

Creció la bancarización La bancarización creció desde el 2012 unos 15 puntos porcentuales, alcanzando al 72% de las mipymes. El uso de estos servicios se encuentra correlacionado con el tamaño de la empresa. Si bien el 68% de las microempresas están bancarizadas, un 32% queda fuera de estos servicios. En las empresas pequeñas y medianas, por su parte, se encuentran extendidos a prácticamente todas.

Asimismo, su uso se encuentra más extendido en el sector de servicios -74%- frente a la industria -69%- y en Montevideo -76%- respecto al interior que representa el 69%.

Además, la bancarización está correlacionada positivamente con la antigüedad de las empresas. Las mipymes nacidas antes de la década del 80 presentan mayor uso de productos financieros -92%- que las empresas constituidas en los últimos cuatro años, 64%.

Las empresas que menos los usan son las unipersonales, mientras que las sociedades de hecho, las de responsabilidad limitada y las sociedades anónimas son las que más trabajan con instrumentos bancarios (84%, 93% y 97%, respectivamente).

Por otra parte, las empresas dirigidas por hombres presentan una tasa de bancarización más alta que las empresas conducidas por mujeres (77% y 64%, respectivamente).

Asimismo, hubo un crecimiento del uso de las cajas de ahorro, que pasó de 35% en 2012 a 52% en 2017. Lo mismo sucedió con los cheques diferidos que aumentaron su penetración de 12% a 22%.

Las mipymes incluyen a los microemprendimientos -empresas que emplean de 1 a 4 personas- y venden anualmente cifras de hasta U$S 249.683; los pequeños emprendimientos -empresas que emplean de 5 a 19 personas- que facturan hasta U$S 1,25 millones, y las medianas empresas -emplean de 20 a 99 personas- y venden hasta U$S 9,3 millones.

Fuente: Creció la bancarización, pero las micro y pequeñas empresas siguen con dificultad para acceder a créditos

Con Información de El Observador

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *