Conozca los posibles escenarios y las claves del juicio marítimo de Chile y Bolivia en La Haya - EntornoInteligente

America Economia / La Haya . Desde este lunes 19 de marzo Chile y Bolivia iniciarán los alegatos orales por la demanda presentada por el país altiplánico en 2013 ante la Corte Internacional de Justicia, en un proceso marcado por los conflictos entre ambas naciones y las declaraciones del presidente Evo Morales.

El litigio ha vivido varias etapas, incluyendo la excepción preliminar presentada por Chile en 2014, alegando que CIJ no era competente para dirimir el conflicto entre el país y Bolivia, situación que fue rechazada finalmente por la Corte.

La profesora de Derecho Internacional de la Universidad de Concepción e integrante del Comité Asesor de Cancillería por la demanda de Bolivia, Paulina Astroza, explica detalles del proceso.

¿Qué busca Bolivia con esta demanda y qué podría lograr? A diferencia de lo que muchas personas piensa, Bolivia no demandó a Chile ante la CIJ para obtener una salida inmediata (y soberana) al océano Pacífico. En realidad la solicitud sólo busca que Chile se siente a negociar con el gobierno de La Paz un acceso al mar para la nación vecina.

El fallo de la excepción preliminar presentada por Chile en 2014, señala que el juicio sólo busca zanjar si el país tiene una obligación de negociar una salida al océano Pacífico con Bolivia.

De esta forma, pase lo que pase, Chile no perderá territorio soberano una vez concluido el juicio, pues la sentencia de la excepción preliminar plantea que la CIJ “no puede determinar el resultado de las negociaciones”.

Posibles escenarios. El primer escenario es que la CIJ determine que no existe ninguna obligación de negociar y el asunto se acabaría inmediatamente.

El segundo escenario es que la Corte sentencie que sí hubo una obligación de negociar en algún momento dado, pero que Chile cumplió ese deber y simplemente no se llegó a acuerdo, dando por finiquitado el tema.

El tercer escenario es que ambos países deban sentarse a negociar.

“El peor escenario que podríamos enfrentar, en un caso absolutamente adverso, sería que la Corte dijera que tenemos esa obligación de negociar y que no la hemos cumplido (..) Pero la Corte ya nos dijo que no nos va a decir a cuál resultado tenemos que llegar en esa negociación”, señala Astroza.

Imagen de Chile . Una posible preocupación de la opinión pública sobre el litigio de Chile y Bolivia es cómo podría afectar a la imagen país, especialmente por la campaña “Mar para Bolivia” que inició el gobierno de La Paz.

Astroza es contundente en aclarar que cualquier campaña comunicacional previa no afectará a la decisión de los magistrados, quienes fallan “apegados al derecho internacional”.

La abogada igualmente reconoce que hay sectores de la prensa internacional que han hecho una cobertura de este tema mostrando una lucha de “David contra Goliat”, aunque también existe otra arista de que el caso se ha usado en Bolivia para buscar réditos internos.

“En términos macro hay una imagen positiva de Chile (…) y una imagen buena de Chile. Lo que sí es cierto, cuando vemos la prensa internacional en relación a este juicio, es que efectivamente aparece como el país que tiene tanto mar, que tiene tanta costa, que ganó una guerra, aparecemos como el malo y Bolivia aparece como David contra Goliat”, indica Astroza.

“He visto otra prensa, que dice que esto se ha llevado a un extremo por razones de política interna y tal vez esa sea la percepción que quede ahora”, agrega.

Etapas y duración de juicio: ¿cuándo habría sentencia? El 13 de junio de 2013, el gobierno de Bolivia inició ante la Corte Internacional de Justicia un proceso para solicitar a Chile negociar una salida soberana al Océano Pacífico, pero casi 5 años después recién comenzarán los alegatos orales.

¿Por qué el proceso es tan largo?, debido a que consta de varias etapas, las que se pueden dividir en grandes rasgos en cuatro:

-Etapa escrita:

“Los juicios ante la CIJ tienen varias etapas, parte con la presentación de la solicitud o demanda. La primera parte es escrita, integrada por una memoria o contramemoria, y tiene la posibilidad de agregar una réplica y una dúplica. Esa es la parte escrita, que está en reserva”, explica la académica.

-Etapa oral:

“Luego viene la etapa oral, en donde ahora estamos con Bolivia. Cuando inicia la etapa oral, la Corte libera los documentos escritos, los va a publicar en la Página de la CIJ y vienen los alegatos orales. Donde vienen los argumentos y contraargumentos”.

-Deliberación:

“Terminado este periodo oral, viene el periodo de liberación, donde cada juez toma todos los antecedentes escritos y orales, en donde se van a a estudiar el caso hasta que se forma una convicción jurídica sobre cuál debe ser la resolución del caso, luego conversan y discuten entre ellos, hasta que llegan a un acuerdo mayoritario (o unánime) y se redacta el fallo”.

-Cumplimiento del fallo:

“Una vez que se redacta el fallo y todos los jueces están de acuerdo, se cita a las partes para la lectura de la sentencia. Una vez que las partes se dan por informadas, se da la etapa de cumplimiento del fallo”, cuenta Astroza.

Algo importante para acotar es que no hay plazo definido para ninguna de estas etapas, por lo que su duración dependerá de una serie de factores: complejidad del caso, dudas entre los jueces, cambio de magistrados, etcétera.

Quiénes son los jueces. Los jueces que definirán el litigo son 15 y son elegidos por la Asamblea General de la ONU y su Consejo de Seguridad, todos deben ser de nacionalidades diferentes y deben representar a los distintos sistemas jurídicos en el mundo.

“Los jueces son independientes en el ejercicio de su cargo, ellos no son embajadores de sus países, tienen prohibición de recibir órdenes de estados para fallar en uno u otro sentido. Un país no puede decir que va a sacar un juez porque no le gustó un fallo”, concluye Astroza.

Conozca los posibles escenarios y las claves del juicio marítimo de Chile y Bolivia en La Haya

Con Información de America Economia

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi