COLOMBIA: Un panorama poco optimista - EntornoInteligente

COLOMBIA: Un panorama poco optimista / El Universal / El año 2016 se figura bastante difícil para la economía colombiana, con los precios del petróleo a la baja y con el valor del dólar muy alto. El Gobierno está en la obligación de aumentar el gasto público, sacando recursos de quién sabe dónde, porque es prioritario el bienestar general antes que los indicadores macroeconómicos, y el gasto público dinamiza la economía en tiempos de crisis, protegiendo a los más indefensos. Ya está sumamente advertido de lo que podría pasar si no se adoptan las medidas necesarias, y más en tiempos de posconficto. Es preciso que la ciudadanía esté protegida del nefasto horizonte visible hoy en día. Todos tendremos que apretarnos el cinturón para contribuir a que no haya un colapso de consecuencias incalculables.

El mayor obstáculo para que el país tenga sus finanzas en buen estado es la corrupción, que impide la adecuada inversión social y se devora los recursos con que puede ofrecerse una vida digna a los colombianos. Es un monstruo que hace insuficiente cualquier gasto que haga al Gobierno y acaba con la plata de la salud, la educación, las obras públicas y todo lo que pueda significar bienestar general. De manera que la prioridad de cualquier política pública es sacar las arcas del país de manos de quienes sin reato de conciencia alguno engullen lo contenido en el erario, sin entender que están causándole un daño irreparable a la comunidad.

El mundo entero está atravesando momentos económicos difíciles. China ha parado su crecimiento, Europa no encuentra los caminos de su recuperación y en los Estados Unidos han decidido subir las tasas de interés, con lo cual perjudican notoriamente la inversión extranjera en América Latina y por tanto, le dan un duro golpe a nuestra economía, pues es previsible un flujo de capitales hacia esa nación que afectaría negativamente la tasa de cambio y nos dejaría a merced de la inflación alta. Subir a su vez las tasas de interés locales, como lo ha hecho el Banco de la República, simplemente reducirá la dinámica del gasto e impedirá que crezca la economía. Como si esto fuera poco, los ingresos del Estado, caídos por el desplome de los precios del petróleo, deberán compensarse con más impuestos, que como el aumento del IVA, perjudicará a todos los colombianos.

No pinta bien el 2016 en esto, y por eso todos los sectores de la economía colombiana empiezan a tomar sus previsiones para no salir perjudicados. Para remate, el fenómeno de El Niño obligará a subir el gasto en energía, no sólo de la industria, sino de todo el mundo, y hay nubes de un posible racionamiento que empeorará el panorama.

Con unas perspectivas externas tan poco optimistas, al gobierno colombiano le corresponde utilizar las herramientas de que dispone, es decir, crédito y equilibrio fiscal, como sea.

Con Información de El Universal

www.entornointeligente.com

Visite tambien www.mundinews.com | www.eldiscoduro.com | www.tipsfemeninos.com | www.economia-venezuela.com | www.politica-venezuela.com | www.enlasgradas.com | www.cualquiervaina.com | www.espiasdecocina.com | www.videojuegosmania.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com