COLOMBIA: Transgredir las normas - EntornoInteligente

El Universal / Antier una mujer se atravesó la avenida Pedro de Heredia, en el Pie del Cerro, y según muestra el video de una cámara del área y las fotos divulgadas por la policía, la hoy occisa se le lanzó al bus de Transcaribe, cuyo conductor nada pudo hacer por evitar que el vehículo, que venía a la velocidad normal para ese carril, la golpeara con suficiente fuerza para matarla en el acto.

Menos mal que había cámaras, porque ya la especulación estaba tomando suficiente vuelo como para fabricar teorías, fantásticas unas y escabrosas la mayoría. Lo cierto es que la señora tenía que ir muy distraída como para no ver semejante bus, visible por encima de todos los obstáculos que ella podía tener, el cual venía solo por el carril que le correspondía. Así que no verlo parecía imposible.

Transcaribe es el primer servicio de transporte público de alta calidad que tiene Cartagena, y sus vehículos están a la altura de los de cualquiera en cualquier parte del mundo. Verlos circular por Cartagena aún parece una fantasía de la que podríamos despertar algún día para descubrir que seguimos con la pesadilla y barbarie de los buses y busetas tradicionales.

Sin embargo, este reluciente grupo de articulados, padrones y alimentadores tienen que tener reglas que todos debemos respetar para que puedan funcionar, las que parecen no calar en la arraigada idiosincracia local, acostumbrada a no acatar ninguna norma. Esa convivencia permanente con la transgresión es una de las lacras colectivas que tenemos que combatir, no solo para que la gente respete el carril exclusivo de Transcaribe, frecuentemente invadido por peatones, ciclistas, motociclistas y conductores de autos públicos y privados, sino para que no pueda repetirse una tragedia como la del edificio caído en Blas de Lezo.

Ya vimos los resultados de la inspección de la Alcaldía: de 75 construcciones visitadas, 48 no tenían licencia y 15 eran irregulares por distintos motivos. Es decir, 63 eran ilegales y solo 12 cumplían con la tramitomanía mínima, aunque quién sabe si cumplen con la ingeniería  para no caerse ni dañarse. Las autoridades cerraron una añadidura a un hotel en el Centro que había sido denunciada muchas veces, y no sabemos si miraron hacia arriba en la calle de la Media Luna, donde una mole de varios pisos viene también siendo denunciada por algunos conocedores quienes aseguran que tampoco cumple las normas.

Nadie duda que la propensión a transgredir las reglas se debe en buena parte a la falta de educación, tanto en el caso del carril exclusivo de Transcaribe como en el de la construcción irregular, pero también es por falta de autoridad.

Ojalá que ambos hechos sirvan no solo para hacer ruido mientras están calientes, sino para  tomar correctivos de fondo. Del carril exclusivo hay un video mostrando lo que pasó, pero aún falta quién responda por los 22 muertos de Blas de Lezo, incluyendo las instituciones torcidas que cobran por violar la ley, y sus patrocinadores.

COLOMBIA: Transgredir las normas

Con Información de El Universal

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi