COLOMBIA: RECETAR cinco MILLONES DE MUERTES EN LA RED - EntornoInteligente

El Colombiano / Por Richard A. Friedman

Funcionarios de Medicare han anunciado planes para tomar medidas enérgicas contra las recetas de opioides en un intento de limitar su uso y, por lo tanto, los daños que causan. Pero hacer que a las personas les resulte más difícil obtener medicación para el dolor legalmente probablemente lleve a muchos a buscar alivio con opiáceos sintéticos mucho más peligrosos y superpotentes. Y son sorprendentemente fáciles de obtener.

Por curiosidad, hice una búsqueda en Google con las palabras “opioide sintético y farmacia china”. Dentro de minutos, encontré una página web donde podía comprar el opioide sintético carfentanil. Por sólo $US750, podía comprar 100 gramos de la droga, que me sería enviado “de un día para otro por medio de mensajero discreto”.

Los estadounidenses son, por mucho, los principales consumidores de los opioides naturales y sintéticos del mundo, y 116 de nosotros están muriendo a diario como resultado. Carfentanil podría desatar una ola de mortalidad que opacaría esas cifras.

La droga naloxona, que puede revertir las sobredosis de opiáceos recetados y heroína, puede no ser efectiva contra los potentes productos sintéticos. Por lo tanto, es posible que no haya forma de evitar que estos nuevos opiáceos maten a las personas.

Apenas estamos empezando a ver el comienzo de la epidemia de opiáceos sintéticos. Por ejemplo, en Ohio, las muertes relacionadas con el fentanilo aumentaron de 75 en 2012 a 1.155 en 2015. Si bien los opiáceos sintéticos son relativamente fáciles de fabricar en laboratorios callejeros, la mayoría de ellos ingresa ilegalmente a EE.UU. desde China, donde las industrias química y farmacéutica están mal reguladas.

China es el exportador mundial más grande de ingredientes farmacéuticos activos, con más de 160.000 compañías de químicos que operan legal e ilegalmente. El presidente Trump, quien no teme a flexionar los músculos, debería aplicar un arancel rígido a todos los productos farmacéuticos chinos para alentar al gobierno a tomar medidas enérgicas contra la producción de drogas ilegales.

Será difícil, si no imposible, terminar con el suministro, pero tenemos que intentarlo. Por el lado de la demanda, podemos hacer cosas para tratar de prevenir la adicción.

La política de drogas razonable tienen que tomar en cuenta el hecho de que los individuos dependientes de los opioides tienen diferentes niveles de tolerancia, lo que significa que no puede haber una directriz que sirve para todos, como la propuesta de Medicare, para limitar la prescripción.

Para estar seguros, hay evidencia sólida de que los tratamientos no opiáceos son más seguros y tan eficaces como los opioides para ciertos tipos de dolor crónico, y es fundamental que mejoremos la educación sobre el dolor para todos los profesionales de la salud, de modo que esto se convierta en conocimiento común.

Pero para aquellos que son dependientes de los opioides, los médicos tienen que tener la habilidad de ajustar el tratamiento de acuerdo con la realidad neurobiológica y clínica. El hecho es que un cerebro dependiente de los opioides requiere de considerable cantidad de tiempo para adaptarse a cualquier cambio en el tratamiento.

Cualquier política de opioides que ignora esto, no sólo lanzará a un número desconocido de personas hacia la abstinencia y la miseria; bien podría desatar una epidemia de opioides sintéticos de letalidad deslumbrante.

COLOMBIA: RECETAR cinco MILLONES DE MUERTES EN LA RED

Con Información de El Colombiano

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi