COLOMBIA: Las lesiones, pesadilla en la antesala mundial - EntornoInteligente

El Colombiano / Participar en un Mundial es la mayor ilusión de un futbolista. Por ese objetivo lucha cada cuatro años o durante toda su carrera, tal como lo han manifestado figuras como Falcao García quien, a sus 32 años, está cerca de hacer realidad el sueño que tuvo que aplazar en 2014 tras sufrir una lesión del ligamento cruzado anterior en su rodilla izquierda.

El caso del Tigre es uno entre tantos que se han presentado a lo largo de la historia (ver otros ejemplos en protagonistas) y recobró vigencia tras la fractura del quinto metatarsiano del pie derecho del astro brasileño Neymar, quien por fortuna no sufrirá la misma suerte.

Seguramente este mediocampista, por el que el París Saint Germain (PSG), de Francia, pagó 222 millones de euros -máxima cifra en una transferencia del balompié-, estará con su selección en Rusia-2018, pero hay incertidumbre por las condiciones en las que llegará luego de ser operado en su país.

Cuando faltan 83 días para la Copa Mundo, por la mente de quienes pretenden estar entre los 736 mundialistas (23 por cada equipo) ronda el fantasma de las lesiones, y experimentan dilemas.

Si en estos días de dura competencia en el cierre de la Champions, la Europa League y ligas locales, aparte de los amistosos como el de hoy (Francia-Colombia), se esfuerzan al máximo con sus clubes como mandan los códigos de ética y responsabilidad profesional, se arriesgan a sufrir lesiones y enfrentar una pesadilla difícil de superar.

Pero si no lo hacen y demuestran bajo nivel en su desempeño, “difícilmente convencerán a los seleccionadores y terminarán fuera de las listas definitivas”, advierte el exfutbolista John Hernández .

El papel de los técnicos Ningún entrenador, señala el analista Juan José Peláez , querrá someterse a las críticas de la prensa y la afición al convocar gente sin el nivel óptimo para representar a su selección en la máxima cita del balón cada cuatro años y a la que “solo deben ir los mejores, los que estén 10 puntos y hayan jugado lo suficiente para encarar el torneo”.

Peláez reconoce que hay situaciones que se salen de las manos de los estrategas durante los procesos de convocatoria de los atletas. “Los clubes exigen y hacen hasta lo imposible para que los jugadores participen en sus competencias, aduciendo altas inversiones económicas”, agrega el extécnico de Nacional, Medellín y Santa Fe.

El timonel confiesa que para el Mundial Sub-20 de 1989 en Arabia Saudita, en el que fue seleccionador de Colombia, incluyó en la nómina a Fabián Martínez, que venía en etapa de recuperación, “pero no alcanzó a jugar allá”.

Dice que lo llevó porque era un volante de ataque y él tenía pocas alternativas para esa posición. “Era un muchacho que, en buen estado, nos podía aportar mucho. En ese orden de ideas los técnicos somos respetuosos de los deportistas que, por sus condiciones deportivas, tienen ascendencia en el equipo. Pero uno a veces se ciega y se ilusiona de que en poco tiempo se van a poner bien”.

Quien no cayó en el mismo juego fue José Pekerman al dejar por fuera de Brasil-2014 a Radamel Falcao García, a pesar de haber sido el pilar de la clasificación de Colombia. El argentino anunció la decisión pese a los compromisos comerciales del Tigre y de la propia Selección con sus patrocinadores. Lo hizo el 2 de junio, 10 días antes de comenzar el certamen.

Clubes vs selección Aparte de los inconvenientes físicos y médicos que muchas veces se intentan gambetear, inclusive arriesgando la salud de las figuras, está el conflicto de intereses entre los clubes y las selecciones que se hace más evidente en la antesala de los mundiales. Los primeros pagan cifras millonarias por los deportistas, pero deben cederlos periódicamente a sus países para torneos de la Fifa.

Un ejemplo de contradicciones se evidenció con el diagnóstico de los galenos del PSG y la selección auriverde tras la lesión de Neymar. El equipo francés, en principio, anunció que se trataba de una fisura y que la incapacidad sería de apenas seis semanas. La “Canarihna”, por su parte, certificó una fractura y 8 semanas, aproximadamente, sin el astro en la cancha.

El PSG guardaba la esperanza de tener a su estrella en los partidos decisivos de la Liga de Campeones, y a sus directivos les molestó el reporte del médico brasileño Rodrigo Lesmar .

El español Juan Rescalvo , exfutbolista y ahora miembro del cuerpo técnico del Medellín, recuerda que para un club es muy significativo tener a sus integrantes en los seleccionados porque además de cotizarlos, les da prestigio y un incentivo económico por parte de la Fifa mientras dure el Mundial (ver radiografía).

“De ahí que se tenga tanto cuidado con ellos. No creo que el deportista se relaje, más bien diría que se cuida”, advierte Rescalvo, al señalar que en los años de Mundial los calendarios de las diferentes ligas deberían terminar mucho antes para evitar tantas suspicacias y pesadillas.

COLOMBIA: Las lesiones, pesadilla en la antesala mundial

Con Información de El Colombiano

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi