COLOMBIA: Las duras pruebas del keniata blanco - EntornoInteligente

El Colombiano / C hris Froome pudo ser economista, pero a falta de un año para graduarse en Johannesburgo, Sudáfrica, a donde se trasladó a vivir, a los 15 años de edad, tomó la decisión de seguir su carrera en un vehículo que le generó felicidad de niño: la bicicleta.

En esta se paseaba por la sabana de Nairobi, Kenia, país en el que nació luego de que sus padres, originarios de Brighton, Inglaterra, se trasladaron allí por cuestiones de trabajo. Su mamá es fisioterapeuta y su papá un operador turístico que organizaba safaris, reseña la agencia AFP.

De joven, Froome vivió varios sustos, como encontrarse con un hipopótamo, del cual se tuvo que esconder detrás de un árbol, pero quizá el mayor, el contagiarse con la enfermedad conocida como esquistosomiasis o bilharzia, adquirida tras tocar el agua de un río en Kenia mientras pescaba.

Esta afección parasitaria se manifiesta con constantes fiebres, vomito, baja las defensas, debilita a la persona, y según un informe de ABC Deportes afecta al año a 230 millones de personas y causa cerca de 300 mil muertes.

De hecho, ya inmerso en el deporte de las bielas, este padecimiento, el cual jamás ocultó, no dejaba a Chris mostrar sus grandes cualidades.

Entre 2009 y 2013 esta epidemia se mantuvo en el organismo de Froome, quien reveló ese último año, al diario The Independent, que mediante tratamiento y revisiones, se había curado de lo que lo debilitaba.

A partir de allí, el keniata blanco ha evidenciado que sobre la bici es todo un fenómeno, así en su vida se le haya presentando otro obstáculo de salud, el asma.

Ha ganado cuatro Tour de Francia y este año logró su primera Vuelta a España.

Sin embargo, como informó la Unión Ciclista Internacional -UCI-, en esa última carrera presentó un resultado adverso a la sustancia salbutamol, un broncodilatador que sirve para abrir los bronquios de las personas asmáticas, como él, y que ayuda a respirar adecuadamente.

En una prueba de orina en la pasada Vuelta a España, se reveló que el líder del elenco Sky tenía una concentración de 2.000 nanogramos, 1.000 más de lo permitido por el reglamento de la Unión Ciclista Internacional -UCI-, situación por la cual el corredor nacionalizado inglés y líder del equipo Sky, es hoy foco de cuestionamientos frente a su superioridad ante los rivales.

Sin ocultarse y con dolor, el oriundo de Nairobi hace 32 años, volvió a referirse sobre su situación, de la cual podría perder su título de la ronda española.

“Es triste ver los argumentos erróneos que están por ahí sobre los atletas y salbutamol. Mi esperanza es que esto no impida que los atletas asmáticos utilicen sus inhaladores en situaciones de emergencia por temor a ser juzgados. No es algo para avergonzarse”, señala el corredor, quien además podría ser castigado con entre dos y cuatro años de suspensión por la Comisión Disciplinaria de la UCI.

“No soy un tramposo ni un dopado, y espero que la gente al final lo sepa. Ha sido un enorme shock y es algo que me hace daño. Seguí el protocolo establecido y espero que todo se aclare”.

“Llevo 10 años siendo ciclista, corriendo con asma y tratando los síntomas. Conozco las reglas y los límites, y nunca los he superado”, aclara Chris, quien confía en que su legado no quedará manchado .

COLOMBIA: Las duras pruebas del keniata blanco

Con Información de El Colombiano

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com