COLOMBIA: Cacao y aguacate, tarea en Bolívar - EntornoInteligente

El Universal / Bolívar, y muy especialmente los Montes de María, azotados durante años por la crueldad sanguinaria de los grupos armados ilegales, incluyendo a las Farc, deberían ser beneficiarios privilegiados del posconflicto. Ya todos los gobernadores le comenzaron a pasar el sombrero al gobierno nacional, al que apoyan a pie juntillas, y Bolívar no puede descuidarse, pues el favoritismo del centralismo hacia los parajes andinos es notorio y podrían nuevamente “pasarnos por manteca”.

El viernes pasado, el propio presidente Santos dijo en una reunión de cacaoteros en Floridablanca, Santander, que “hay algo muy especial con este producto, sobre todo en este momento histórico que vivimos: una parte muy significativa de los cultivos de cacao está en zonas que fueron golpeadas por el conflicto” y dijo también que “el cacao ha sido fundamental en sustitución de cultivos, y lo será aún más en el posconflicto, por ejemplo, dentro del Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos que vamos a adelantar”. Bolívar y sus Montes de María cumplen tan bien con todos los requisitos para recibir recursos y atención del gobierno nacional que solo faltó que el presidente Santos los mencionara por su nombre propio.

El cacao no es un cultivo mágico, pero sí es uno con mucha demanda hoy y con futuro, y que se adapta bien a muchos de los lugares de Bolívar. En especial es un buen reemplazo para el tabaco, un producto tóxico que mata gente y que se debería dejar de sembrar no solo en Montes de María y en Colombia, sino en el mundo. No es admisible que una gente, por muy pobre que sea, viva de las adicciones fatales de otros seres humanos. Así que el cacao llega en un momento importante para volverse un producto indispensable, y de una vez se debería pensar en cómo añadirle valor aquí mismo.

Otro cultivo tradicional pero ya en extinción es el aguacate, cuya cepa montemariana está enferma de gravedad con el hongo fitóctora, que seca el árbol hasta matarlo. Esto podría ser visto como una tragedia, pero en verdad es una oportunidad para cambiar el aguacate enfermo por una cepa más adecuada a Montes de María y a las exigencias de los mercados modernos, para sembrarlo y cultivarlo de manera técnica y pensando en la competitividad, y para aprender a cosecharlo y transportarlo con cuidado, para añadirle valor en vez de restárselo con una manipulación tan mal hecha como la que se le hace allí al aguacate hoy. Quizá sería más acertado decir que hay que olvidar lo que se cree saber allí del aguacate para reaprender bien.

La euforia gubernamental con la paz alcanzada con las Farc no debe quedarse en retórica, sino que debe pasar a los hechos, y aunque hay muchos otros cultivos que se deben fomentar, el cacao y el aguacate moderno parecen mandados a hacer para ser la punta de lanza de un renacimiento del campo en Bolívar, y del bienestar de sus habitantes.

 

COLOMBIA: Cacao y aguacate, tarea en Bolívar

Con Información de El Universal

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *