COLOMBIA: Buscan salvar árboles únicos en el Chicamocha - EntornoInteligente

El Tiempo / Bucaramanga. Cuando alguien atraviesa el cañón del Chicamocha percibe un paisaje rocoso, árido, cálido; adornado por cactus y arbustos y entrelazado por colinas y montañas. Pero adentrarse en él, es ser testigo de la vida animal y vegetal que habita en este bosque seco tropical. Así de sencillo y complejo es este lugar en el departamento de Santander, uno de los bosques secos tropicales más importantes de Colombia y también uno de los más amenazados por la intervención humana. Ante ello y con el propósito de preservar la riqueza natural de este ecosistema, la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (CDMB) inició estudios para declarar unas 3.600 hectáreas de área protegida del cañón, lo que detendría las amenazas de la intervención de la mano del hombre para que el bosque se regenere y se den las condiciones con las que las especies animales que migraron vuelvan y que se mantengan las que aún no se han desplazado. Dicha declaratoria también daría la posibilidad para que en este enclave se preserven dos especies vegetales endémicas (únicas en el mundo en esta área): la ceiba barrigona y la zamia. La bióloga de la CDMB, Alicia Rojas, explica que estas dos especies no se encuentran de manera natural en ninguna otra parte del mundo y han logrado sobrevivir en el cañón aun cuando “no hay materia orgánica en el suelo, es muy escarpado, la precipitación es mínima y las plantas están en un nivel hídrico constante”. Sobre la ceiba, que crece en laderas muy inclinadas, Rojas advierte que está asociada al agua y por ello lo amplio de su tallo, de ahí el calificativo de barrigona. Cuando se descubrió, comenta Rojas, se empezaron a hacer estudios y a verificar en qué otras partes del mundo se encontraba para conocer sobre su proceso de evolución y reproducción, pero no se halló en ninguna parte. A raíz de ello, la bióloga inició un trabajo de seguimiento para encontrar este árbol en otros sectores del cañón. Actualmente, según Rojas, hay unos 500 ejemplares y se ha identificado que están en 672 kilómetros cuadrados. En cuanto a la zamia, su peligro de extinción también es inminente, porque muchas especies fueron vendidas a extranjeros y los deslizamientos en las laderas la han devastado. Según expertos, la zamia cobra importancia no solo porque es una especie endémica del cañón, sino porque existe desde hace más de 230 millones de años y está en un área menor a los 100 kilómetros cuadrados. Ante las escasas probabilidades de multiplicación de estas dos plantas, la CDMB se ha dado a la tarea de recoger algunas semillas para sembrarlas en un semillero en el Jardín Botánico Eloy Valenzuela de Floridablanca.

BUCARAMANGA

COLOMBIA: Buscan salvar árboles únicos en el Chicamocha

Con Información de El Tiempo

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Instagram

Username or hashtag @entornointeligente is incorrect.