COLOMBIA: Bancos privados suizos luchan por sobrevivir - EntornoInteligente

El Espectador / Hace dos semanas, la decisión del Banco Nacional de Suiza (BNS) de abandonar el tope que impuso para impedir que el franco suizo se apreciara contra el euro hizo que la economía doméstica se disparara antes de que el banco equilibrara algunas de las ganancias la semana pasada.

Los analistas y los banqueros creen que el dramático giro de 180 grados del banco central será extremadamente dañino para los bancos suizos y los administradores de activos, que tienen una alta proporción de sus costos en francos suizos, pero reciben la mayoría de sus ingresos en otras monedas.

La agencia de calificación de riesgos Moody’s dijo que Julius Baer, Zuercher Kantonalbank, Credit Suisse y UBS “serán los que más sufrirán” por los efectos de traducción de la moneda sobre sus bases de activos denominados en moneda extranjera.

Un vocero de Julius Baer, el banco privado más grande de Suiza, le confirmó a FTfm que los recortes de trabajadores son una de las medidas bajo consideración para reducir costos, como resultado del alza en el precio de la moneda.

Thomas de Saint-Seine, el director ejecutivo de RAM, una administradora de riqueza con sede en Ginebra, dijo que su grupo restringiría la contratación en Suiza y negociaría términos con sus proveedores de servicios para intentar mitigar las dificultades monetarias.

El director ejecutivo predijo que la ganancia neta del grupo caería de 15% a 20% si la tasa de cambio extranjera sigue al mismo nivel.

“Esto hará muy difícil la supervivencia”, dijo Christian Hintermann, un socio con sede en Zúrich de la consultora KPMG. “Los grandes bancos privados van a sobrellevar la situación. Los bancos más pequeños —con menos de 10.000 millones de francos (US$11.400 millones) en activos— son los que están en peligro”.

Los bancos más afectados perderán entre 10% y 15% de sus ingresos por tarifas, según Hintermann. Esto generará mayor presión sobre el sector bancario de Suiza, que ya está esforzándose por lidiar con un cambio mundial hacia los activos locales, una mayor transparencia tributaria y una investigación de Estados Unidos a los bancos que tienen clientes estadounidenses que evaden impuestos.

Burkhard Varnholt, gerente de inversiones de Julius Baer, dijo que “el aumento en el precio del franco ha sido un golpe para todas las compañías cuyos costos son predominantemente suizos. Los inversionistas detestan la volatilidad y la incertidumbre, y esto es exactamente lo que ha sucedido en los últimos días. Eso constituye un reto para cualquier banco privado en el mundo”.

La decisión simultánea del BNS de reducir las tasas de interés a -0,75% afectará la rentabilidad de los bancos orientados a clientes domésticos, en particular St. Galler Kantonalbank, Berner Kantonalbank, Valiant Bank y Clientis, según la calificadora Moody’s.

Con Información de El Espectador