China dice adiós al caballo y recibe a la cabra - EntornoInteligente

Globovision / La llegada de un nuevo año lunar en China supone también la entrada en escena de otro signo del horóscopo del país asiático, cuyo influjo marcará a los nacidos durante esos 12 meses y que en esta ocasión corresponde a la “cabra”, lastrado por antiguas supersticiones de las que el país quiere ahora deshacerse.

Ser una “cabra” -que no estarlo- ya no supone un problema en el país oriental. Antaño sino de infortunio, el Gobierno chino no parece dispuesto a permitir que creencias esotéricas alteren sus planes demográficos cuando ha decidido relajar su política del hijo único y menos aún cuando las peticiones para tener un segundo vástago son inferiores a las que esperaban las autoridades, de alrededor de un millón en 2014, cifra que Pekín quiere ver aumentar este año para combatir el acuciante envejecimiento de la población de la segunda economía mundial.

A pocos días de decir adiós el próximo jueves al periodo del “caballo”, un signo acompañado de la fuerza y el brío de ese animal, no todas las mujeres en avanzado estado de gestación del país están dispuestas a que su retoño pierda los “privilegios” equinos. Ping, de 27 años y que prefiere identificarse sólo por su apellido -como el resto de entrevistados-, ha quedado ya con un doctor para hacerse la cesárea antes del 19 de febrero, cuando oficialmente la “cabra” entra en escena. “No quiero tener un bebé en el año de la “oveja” (se le llama cabra u oveja indistintamente). Trae mala suerte”.

Atrás quedaron las leyendas que aseguran que las “cabras”, uno de los signos más denostados de los doce del rotatorio zodiaco chino, tienen una vida difícil porque normalmente sirven de alimento a los humanos, a excepción de los nacidos en agosto, más fuertes e independientes porque es cuando gozan de más pasto para comer.

La prensa oficial de China , uno de sus principales brazos de la propaganda oficial, ha publicado varios artículos en las pasadas semanas que destacan las bondades de este animal, entre ellos los que recuerdan que famosos como Robert De Niro, Steve Jobs o el mismísimo primer ministro, Li Keqiang, son cabras también.

Con Información de Globovision

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *