Casemiro y Paulinho: el Clásico de los panzers - EntornoInteligente

Frontera / El pegamento necesario de la selección brasileña, donde brillan el talento innato de Neymar, las diagonales letales de Coutinho o el olfato de Gabriel Jesús, tendrá también un peso específico en el Clásico de este sábado en el Santiago Bernabéu. Y es que no se puede entender la ‘canarinha’ de Tite, sin duda uno de los equipos a seguir en el próximo Mundial de Rusia, sin el despliegue de Carlos Henrique Casemiro y Paulinho Bezerra.

Gol de Oro: Paulinho (1-2) en el Getafe 1-2 Barcelona Son dos centrocampistas que se imponen más a través del físico que de su capacidad y precisión a la hora de combinar en pocos espacios. No son relevantes a la hora de generar fútbol en la medular, pero sí en su faceta de aparecer en momentos clave tanto en el área propia como en la rival.

Casemiro comenzó a convertise en la pieza imprescindible que es hoy en día para el Real Madrid precisamente en un partido contra el Barcelona.  Fue en noviembre de 2015, de forma indirecta, cuando Rafa Benítez, su valedor, lo dejó en el banquillo en el Clásico que supuso la sentencia para el entrenador madrileño.  Los blancos, rotos por la medular y sin argumentos para presionar, claudicaron ante el Barça en buena parte porque el pivote brasileño no entró de inicio. Después de un 0-4 sonrojante ante el eterno rival, llegó Zidane al banquillo del Bernabéu y Casemiro se consolidó en la punta más defensiva del centro del campo madridista. Nunca Modric y Kroos jugaron tan a placer.

J33: Gol de Casemiro (1-0) en el Real Madrid 2-3 Barcelona Pero Casemiro es más que un ‘stopper’ de primer nivel.  También ha convertido goles muy importantes gracias a su capacidad para sumarse al ataque con decisión y contundencia.  En este sentido, ayudó a decidir la final de la Duodécima contra la Juventus y la Supercopa de Europa frente al Manchester United.

El secante de Messi contra su escudero El fútbol de Paulinho tiene un sentido más ofensivo que el de su compatriota madridista. Sin embargo, decide igualmente a través de su poderío atlético.  Ha metido seis goles en Liga merced a su enorme habilidad para romper líneas y a su nada despreciable don de la oportunidad.

Criticado por los culés más puristas, se ha convertido en una pieza clave para Valverde y sobre todo para Messi, que ve en él a una especie de liebre que le abre el camino por el carril central del ataque.  La vida del 10 en el Clásico dependerá mucho de los movimientos de estos dos panzers brasileños.

ESPECIAL / MARCA

Casemiro y Paulinho: el Clásico de los panzers

Con Información de Frontera

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *