Cansado de ser seductor - EntornoInteligente

El Universal / [email protected] Durante más de siete temporadas Jon Hamm fue Don Draper, un exitoso, frío y calculador publicista que vivía en la década de los 60, y cuya pasión, además de ser el mejor en su ramo, eran las mujeres.

Para su nuevo trabajo Un golpe de suerte , Hamm se quería alejar de esa imagen de seductor mujeriego, que si bien le ha traído fama y reconocimiento, y es un papel que ama, según asegura, es un personaje del que desea desprenderse.

“Quería algo diferente después de 'Mad Men' y me intrigaba la historia porque se basa en un suceso real, además de que soy fan de los deportes y, cuando leí el guión, me encantó. Es un filme de deportes que no se ve a menudo, porque no es propiamente de ‘deportes’”.

Con este largometraje, que llega a México hoy, el actor de 43 años señaló que da un giro a su trabajo, pues en lugar de hacer comedias románticas o blockbusters , optó por una biopic en la que da vida a un cazatalentos.

En la película en la que comparte créditos con Alan Arkin, Jon da vida a J. B. Bernstein, un personaje que, en sus palabras “era como Don Draper al inicio, pero las circunstancias y las personas alrededor hacen que se convierta en un ser más humano y menos material”.

Aunque el tema es el beisbol, la película no habla acerca de un gran juego o de la parafernalia que existen sobre los deportes, en esta ocasión todo el equipo buscó contar una historia sobre personas, y no sobre un deporte.

“El guionista Tom McCarthy es un fantástico realizador y escritor. Yo conocía bien el trabajo de Mark y Gordon, quienes produjeron la película, y han hecho muchos de mis filmes favoritos. Así que todo confluyó para hacer este proyecto más atractivo”, dijo.

Aunque cuenta con locaciones en Atlanta y la India, Hamm aseguró que trabajar en estos lugares fue complicado por el clima extremo bajo el que filmaron, pero a su vez fue una de las mayores experiencias.

“He sido muy afortunado en mi vida, he podido viajar mucho más de lo que había hecho en las primeras tres décadas de mi vida. Pero nunca antes había estado en India. Es un sitio único, emocionante, diferente, caótico, sin igual. No hay nada que se le parezca. La gente es amigable. Eso me enseñó mucho. Me encantó tener la oportunidad de hacerlo”.

Con Información de El Universal

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *