BOLIVIA: "Otro premio a la ilegalidad" - EntornoInteligente

Los Tiempos / El tema no es nuevo y tampoco las preocupaciones que genera. Como se recordará, hace ya muchos años, desde que esta norma comenzó a ser impulsada por quienes construyeron casas o edificios violando las normas vigentes, abundaron las controversias y los llamados de atención sobre los previsibles efectos negativos que la aplicación de esta norma traería consigo.

Lamentablemente, las actuales autoridades ediles, como las que las precedieron durante las últimas décadas, han preferido desoír las advertencias hechas por expertos en materia de planificación urbana. Se han dejado caer en la tentación de abrir una nueva fuente de ingresos para las arcas municipales aún a costa asestar un golpe muy duro a la principal base de la vida en una ciudad moderna, que es la conciencia cívica y el respeto a normas básicas de convivencia urbana.

Como ya se lo ha dicho en reiteradas oportunidades, esa manera de actuar implica un tácito reconocimiento de que la nuestra es una sociedad en la que respetar la legalidad vigente es un error, pues mucho más conveniente resulta actuar a espaldas de la ley. Basta hacer un cálculo sobre la relación entre el costo que implica el pago de multas y el beneficio que se obtiene al transgredir la norma, para llegar a esa conclusión.

Además de las obvias implicaciones prácticas que esa manera de actuar conlleva, lo que más alarma es que los beneficios que se otorgan a quienes irrespetan las reglas de juego son proporcionales a los perjuicios que sufre todo el resto de la sociedad. Es que el caótico crecimiento urbano no es inocuo, sino que tiene consecuencias muy graves sobre la calidad de vida en el inmediato pero sobre todo en el mediano y largo plazo. Y eso no se resuelve obligando a los transgresores a adquirir un seguro para resarcir los eventuales daños causados por su arbitrariedad.

Al paso que vamos, es seguro que tarde o temprano tendremos que pagar un precio muy alto por la proliferación de construcciones y lotes que no respetan ninguna norma y ese costo, directa o indirectamente, lo pagará toda la sociedad.

BOLIVIA: “Otro premio a la ilegalidad”

Con Información de Los Tiempos

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com




Instagram

Username or hashtag @entornointeligente is incorrect.