BOLIVIA: "31 mil niños en Cochabamba viven con familiares que no son sus padres" - EntornoInteligente

Los Tiempos / Una serie de eventos llevó a Lizeth a conformar una familia extendida: la muerte de su esposo y la pérdida de su hermana por una cirrosis.

La familia extendida, o consanguínea, es una de las alternativas para los niños que sufren abandono. En Cochabamba, 31 mil niños y niñas viven con algún familiar que no es su madre o padre.

Sólo 45 familias fueron intervenidas por Aldeas Infantiles SOS para un desarrollo íntegro familiar. Aunque la cantidad es baja, la gestión para brindar apoyo a estos núcleos genera nuevas oportunidades a los menores antes de ser institucionalizados.

“Hay niños que nos deriva la defensoría que han perdido el cuidado absoluto de su familia y requieren ser institucionalizados, pero nosotros creamos la posibilidad de que  vivan con algún familiar para que no pierdan habilidades de relacionarse y consigan un desarrollo integral”, mencionó la gerente operativa de Aldeas Infantiles SOS Cochabamba, Lucy Maldonado.

Aldeas SOS demostró que si bien no es fácil la formación de una familia extendida, esta alternativa es viable si se brinda el apoyo correspondiente.  

“Lo que ocurre es que muchos familiares, en un inicio, tienen miedo de hacerse cargo. Pero cuando se apoya efectivamente y se desarrollan capacidades proyectivas, todo es posible”, recalcó la gerente operativa regional de Aldeas SOS, Rosario Llanos.

Bajo este objetivo, un equipo de profesionales realiza un previo diagnóstico de la familia y establece Planes de Desarrollo Individual (PDI) para cada miembro y Planes de Desarrollo Familiar(PDF). De esta manera, a largo o mediano plazo, se consiguen metas y se cultivan competencias de protección a los niños.

En tanto, la madre adquiere habilidades para generar actividades que consoliden la autosostenibilidad de la familia, explicó la asesora de desarrollo familiar de  Aldeas, Evelyn Inclan.

Agregó que mientras transcurre esta etapa de formación, la familia recibe una manutención para cubrir gastos básicos de alimentación, salud y educación. Cuando ésta se establece económicamente, el apoyo económico y las visitas de profesionales cesan.

Cambios

Luego de la intervención de Aldeas SOS  a la familia de Lizeth, sus hijos: Keyli (11), Kevin (10), Kemya(9), Kiara (7), Maylin(6), Junior (5) y Celeste (3), cambiaron de vida. Ahora cuentan con camas propias y se destacan como buenos alumnos en su colegio. Anteriormente, dormían todos juntos en un colchón.

Su madre, sonríe al verlos en mejores condiciones y espera que en un futuro puedan acceder a una educación superior.

“Yo no quiero que pasen por lo que pasé, desde pequeña trabajaba, lo que quiero es que sean profesionales, quiero lo mejor para ellos, aunque tenga que trabajar muy duro para conseguirlo”, aseguró.

La madre  aún sale con sus niños a vender galletas. Próximamente, piensa buscar una fuente laboral establece. Para ello, Aldeas SOS potencia sus competencias laborales.

En Bolivia, Aldeas SOS es la única institución que promueve la formación de familias extendidas, antes que la institucionalización.  

“Si pudiéramos ver la manera de que más se sumaran a esta alternativa, es seguro que los centros de acogida se irían cerrando”, dijo Maldonado.

Un total de 224 mil niños en Cochabamba se encuentran en riesgo de abandono y las políticas públicas por protegerlos son escasas.

 

OPINIONES

“Cada vez estamos tendiendo más a las familia extendidas, antes que servicios de institución  que hemos visto que no favorecen en nada el desarrollo de los niños”. Lucy Maldonado. Gerente Operativa Aldeas SOS

“Tuve que hacerme cargo de mis sobrinos, porque no los quería dejar ir, aunque me iba costar trabajar duro y fuerte, pero prefería que se queden conmigo” . Lizeth Ortega. Madre de familia extendida

“Todo ha cambiado desde que intervino Aldeas, ahora entendemos el cariño que necesitan los niños y la responsabilidad que tenemos con ellos”. Juana Rodríguez. Madre de familia en contención

 

ASESORAMIENTO PARA GENERAR LAZOS AFECTIVOS

Además del programa de familias extendidas, Aldeas SOS, ofrece el servicio de cuidados diarios, dirigido a familias en mediano riesgo social. Éste permite la orientación social y pedagógica necesaria para consolidar el cuidado parental y protección sobre los niños.

Otro servicio es el de familias en contención, que significa el asesoramiento para generar lazos de afectividad en familias en condiciones de vulnerabilidad.

Juana Rodríguez, que vive en la zona sur, fue beneficiada por este servicio. La violencia familiar y lazos rotos se subsanaron. Ahora el núcleo familiar está consolidado y la protección de los niños es prioritaria.

BOLIVIA: “31 mil niños en Cochabamba viven con familiares que no son sus padres”

Con Información de Los Tiempos

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi