BMV, con pocos estímulos a corto plazo - EntornoInteligente

El Economista / La Bolsa Mexicana de Valores (BMV), como pasa con los mercados de acciones, es el barómetro de la economía mexicana, y ante la debilidad que esta última está mostrando, la BMV cuenta con pocos estímulos para subir en el corto plazo.

Aunque los datos del Producto Interno Bruto (PIB) que se dieron a conocer el viernes ya han pasado a la historia, son un antecedente que demuestra que la debilidad de la economía es mucho mayor de lo que se esperaba.

Con un crecimiento de 1.8% anual durante el primer trimestre del año, será difícil alcanzar el 2.0% en el segundo trimestre, el cual tendrá menos días de actividad con respecto al segundo trimestre de 2013, debido a que la Semana Santa fue en abril de este año. Sin embargo, suponiendo que en este segundo trimestre el PIB crezca también 1.8%, será necesario que la economía crezca 3.5% en el segundo semestre del año para que alcance el objetivo de 2.7% que proyecta la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, lo cual parece un poco más creíble. Como nada garantiza que se logre ese nivel, se sugiere mantener cautela en la Bolsa Mexicana de Valores, aun cuando el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) está tratando de superar los 42,000 puntos.

Pensamos que en el corto plazo, podría mantenerse fluctuando el IPC en el rango de 41,500 y 42,000 puntos, con un mayor riesgo de que al perforar los 41,500, llegue a los 41,000 enteros. Sin embargo, en caso que los indicadores económicos que se conocerán próximamente resulten mejor, posiblemente veremos un mejor desempeño para la Bolsa de México, aunque tendremos que hacer una revisión minuciosa de las expectativas de resultados del segundo trimestre para evaluar el desempeño de las acciones, pero la realidad es que no vemos muchos incentivos y menos con un peso tan fuerte para los exportadores.

ANÁLISIS TÉCNICO

El Índice de Precios y Cotizaciones sigue presionando la resistencia de 42,000 puntos, aunque no logra superarla al cierre, aun cuando el volumen negociado volvió a superar ligeramente las 300 millones de acciones del viernes pasado.

Técnicamente vemos el MACD todavía por encima de su promedio móvil, lo que demuestra una señal positiva de alza, lo mismo que el nivel del IPC que se mantiene sobre su tendencia secundaria de alza y por arriba de sus promedios móviles de un mes, e inclusive algunos de más corto plazo, mientras que el RSI está todavía dentro de una zona neutral.

[email protected]

Con Información de El Economista

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *