Los claroscuros de la economía español

ENTORNOINTELIGENTE.COM / La economía española se ha basado en el último decenio en la conocida "dieta mediterránea", (cuyos ingredientes principales eran el "boom" urbanístico, la exportación, el turismo y el consumo interno), fórmula que creaba excelentes platos minimalistas, de apariencia altamente sugestiva y precio desorbitado pero vacíos de contenido culinario y con fecha de caducidad impresa (2008), debido al estallido de la burbuja inmobiliaria y el hundimiento del castillo de naipes de la economía española, pero a lo largo del 2014, la economía española ofrecería signos de un cambio de tendencia. Así, según el INE, el déficit de Estado en Julio se habría reducido al 3,08 %( rondando el 3,5 % pactado con Europa para el 2013) , el PIB habría aumentado un 0,6% en el segundo trimestre y la tasa de paro habría descendido hasta el 24,5%. Sin embargo, a pesar de los trazos rosáceos del actual amanecer económico, estaría a punto de aparecer en el escenario económico un nuevo virus patógeno, (el DDD), con un ADN dotado con las tres enzimas D (Deuda desorbitante, Deflación en ciernes y Desempleo estratosférico) y que podría derivar en una plaga que podría acabar por arrasar con todo rastro de brotes verdes en la economía española. .Así, el Déficit de la Balanza comercial en el primer semestre del 2014 se incrementó en 9.000 millones €, al conjugarse un incremento del 5,3 % de las importaciones con un exiguo incremento del 0,5 % de las exportaciones, debido que los principales de su área de influencia (básicamente Francia, Alemania e Italia), coquetean de nuevo con la recesión mientras la Deuda Pública habría alcanzado ya la barrera ionosférica del Billón de €. Deuda privada El director del Departamento de Asuntos Monetarios del FMI, José Viñals, ha subrayado durante la presentación del informe del FMI sobre Estabilidad Financiera, que "la abultada deuda empresarial de los países periféricos europeos puede afectar al sistema bancario a través de pérdidas en los préstamos a empresas". Según Viñals, "cerca del 40% de la deuda en España está en manos de empresas que serían incapaces de hacer frente a sus deudas a medio plazo a menos que hagan ajustes como una reducción de la deuda, de los costes operativos o de los gastos de capital,( "debt overhag" en inglés), de lo que sería paradigma la empresa farmacéutica Grifols, quien habría multiplicado por 11 su pasivo hasta alcanzar los 180 millones € de deuda. , Así, según el Informe Mundial de Estabilidad Financiera (GFSR, en inglés), el ratio de deuda sobre EBITDA de las empresas españolas( cifra que se obtiene tras dividir la deuda total de las empresas por sus ingresos operativos sin restarles los intereses de la deuda, amortizaciones o impuestos), sería del 3,59 veces, superando todavía el listón del 3 establecido para indicar dificultades en el mantenimiento de la solvencia de las compañías. Además, resalta en su informe el complicado escenario en el que se produce el desempalancamiento de las empresas , pues "aunque el desendeudamiento es necesario, demasiados recortes de capital pueden seguir socavando las perspectivas de crecimiento en la periferia del euro" , por lo que según El Financial Times , el BCE presidido por Mario Draghi tendría ya preparado un plan de choque que podría contemplar la bajada de tipos hasta el 0,0 % para finales del 2014 y la implementación de tipos negativos para la facilidad de depósitos, lo que obligará a los bancos de la Eurozona a pagar por dormir su dinero en el BCE (0,10%). Por otra parte, la bajada de tipos de interés hasta el 0,15% y la continuación de la política de barra libre (TLTRO) por el BCE ha aliviado los problemas de liquidez de las entidades financieras e incrementado el beneficio de las mismas debido al diferencial entre lo que deben pagar para lograr liquidez del BCE (el 0,5%) y los intereses que marcan en la adquisición de deuda de Estado( cercanos al 4%), beneficios que no han tenido traslación a la economía real en forma de financiación del tejido productivo ( pymes y autónomos), sino que se han destinado a la refinanciación de las grandes empresas y los pagos de intereses de deudas contraídas. Además, Viñals afirma que "algunos bancos necesitarán aprovisionarse contra estas pérdidas", para lo que tendrán que usar "una gran porción de futuros beneficios y en algunos casos de la ampliación de su fondos de provisión", aunque según los cálculos del Fondo, las provisiones de los bancos de España permitirían hacer frente a unas pérdidas que en el peor escenario alcanzarían los 120.000 millones de euros, de lo que se deduce que la Banca tendrá que destinar más provisiones para estos créditos, lo que tendrá como efectos colaterales una posible constricción de sus ganancias y por ende del reparto de dividendos e impedirá que el crédito siga sin fluir con normalidad a unos tipos de interés reales a pymes y particulares. Ello unido a la sustitución de la tradicional doctrina económica del equilibrio presupuestario del Estado por la del déficit endémico (práctica que por mimetismo han adoptado los Ayuntamientos y Comunidades Autónomas), contribuirá a que el déficit público continúe desbocado (estimaciones del 5,9% del PIB para 2014). Deflación en ciernes Según el INE, el IPC adelantado de Agosto registró un incremento del 0,1% respecto al de Julio pero la tasa interanual quedaría en el −0,5% lo que le situaría en la antesala de la deflación. Por deflación se entiende «la caída mantenida y generalizada de los precios de bienes y servicios durante un mínimo de dos semestres», según el FMI y conjugada con una tasa de desempleo galopante tan bestial como la española , podría dar lugar a la aparición de un cóctel explosivo de final incierto,(el DDD), ya que dichos factores económicos se retroalimentan. Así, las empresas se ven obligadas a estrechar sus márgenes de beneficios para seguir siendo competitivas lo que les impide mantener sus beneficios empresariales así como realizar las necesarias inversiones en Bienes Equipo y que tiene como efecto secundario una congelación o reducción del sueldo de los trabajadores que hace reiniciarse la espiral deflactiva, alimentada por la subsiguiente reducción del consumo. Así, asistiremos al finiquito del consumismo compulsivo imperante en la pasada década debido a la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores por la congelación de sus salarios o la dramática reducción de los mismos ( pérdida del 13% de capacidad adquisitiva desde el 2008), lo que aunado con la ausencia de la cultura del ahorro doméstico incrementará la deuda familiar. Desempleo endémico Según el FMI, España concluirá el ejercicio económico del 2014 con una tasa de paro cercana al 25 % ( segundo país con más desempleo de la UE y el primero en desempleo juvenil), citando como factores negativos la continuación de la subida de salarios en España ( aumentos del 1,30% en el 2012, del 0,63% en el 2013 y del 0,1 % en el 2014) tanto en los bienes manufactureros como en la construcción y los servicios, por lo que el ajuste económico español se habría producido mediante la caída de la producción y el incremento del paro, pero "insuficiente en el lado de los salarios hasta fechas recientes", por lo que receta un drástico recorte de los salarios nominales (brutos) del 10% y una rebaja de las cotizaciones sociales en 1,75 puntos para crear 1,2 millones de empleos en los tres próximos años ( minijobs o contratos basura). Por otra parte, según cccv.es, "la disminución de la inversión en Obra Pública en el Bienio 2010−2012, habría sido de 22.100 millones € y habría supuesto la pérdida de de 235.000 empleos , pero con una inversión en Obra Pública de Infraestructuras Pública de 10.000 millones € ( equivalente al 1% del PIB ), se podrían crear 230.000 empleos nuevos, entre directos, indirectos e inducidos ya que cada millón de Euros invertido en Obra Civil generaría 12 empleos directos, 6 indirectos y 5 inducidos". Por ello, la patronal de las grandes constructoras (Seopan) en su revista "El Monitor", ha propuesto al Gobierno reactivar en el 2014 una tercera parte de las obras de infraestructura contratadas pero pendientes de ejecución,para lo que se requiere una inversión adicional de 8.000 millones € y que supondría la creación de unos 145.000 empleos y el retorno fiscal de unos 5.000 €, según sus estimaciones. Además, según un informe realizado por Asefma y la Asociación Española de la Carretera (AEC) "la crisis ha provocado que la red de carreteras presente un estado infame" (similar a la Década de los 90) y señala que "para devolver los firmes a un estado mínimamente adecuado, se necesitaría una inversión superior a 5.200 millones €" y dado que en el caso de España, la CE ya avaló el retraso hasta 2016 del plazo para reducir el déficit por debajo del 3 % del PIB incluido en el programa de estabilidad, dicha dilación en la fecha del déficit excesivo podría ser aprovechado para incrementar la inversión estatal en Obras Públicas. Resumiendo, en el supuesto de que la Deuda Pública y privada prosigan su vuelo por la estratosfera, que los salarios sigan congelados o con incrementos inferiores al IPC, que el crédito bancario siga sin fluir con normalidad a unos tipos de interés reales a pymes, autónomos y particulares y no se aproveche la dilación en los plazos para reducir el déficit hasta el 2016 en incrementar la inversión en Obra Pública y reducir el desempleo, la economía española se verá abocada a un peligroso cóctel explosivo, el D+D+D, cuyos ingredientes sería una Deflación en los precios que impedirá a las empresas conseguir beneficios y a los trabajadores incrementar sus sueldos, una Deuda Pública que podría rozar el 100% del PIB para finales del 2014 (superior al Billón €) , un Desempleo estratosférico (25% a finales del año en curso) y la imposibilidad de cumplir el déficit público (estimaciones del 6% frente al 5,8% fijado por Bruselas), lo que aunado con el atasco de Italia, Francia y Alemania, podría generar una década de estancamiento en la economía española, rememorando la Década perdida de la economía japonesa. GERMÁN GORRAIZ LÓPEZ −Analista

Con Información de ENTORNOINTELIGENTE.COM

www.entornointeligente.com

Visite tambien www.mundinews.com | www.eldiscoduro.com | www.tipsfemeninos.com | www.economia-venezuela.com | www.politica-venezuela.com | www.enlasgradas.com | www.cualquiervaina.com | www.espiasdecocina.com | www.videojuegosmania.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Ampliar Contenido




ADVERTENCIA: Los anuncios publicitarios del programa Google Adsense han sido deshabilitados en esta noticia por poseer contenido considerado como NO APTO PARA MENORES

 Inicio > Internacionales | Publicado el Viernes, 09 de Mayo del 2014
Basta de hablar de revolución tecnológica
Esta noticia ha sido leída 2570 veces

BBC Mundo / Si hay una idea asociada con la tecnología que hay que desterrar es que estamos presenciando o que presenciaremos una revolución.

Ya se trate del grafeno, la impresión en 3D, la biología sintética, el gas de esquisto, los grandes datos (big data ) o el bitcoin, cualquier descubrimiento, técnica o invento nuevo e importante invoca la palabra con "R". Es el caballito de batalla de los proveedores del bombo tecnológico.

La idea de una revolución no solamente se utiliza para impulsar una tecnología en particular. Por ejemplo, en respuesta al cambio climático,políticos como Nicolás Sternpromueven una nueva revolución industrial con bajas emisiones de carbono.

Pero qué tecnologías se usarán y, fundamentalmente, cómo serán los procesos de toma de decisiones que las rodean, parece en gran medida irrelevante. El punto es que en una revolución está la salvación.

¿Pero es la revolución una manera adecuada de describir cómo se da el cambio tecnológico o cómo podría mejorar nuestras vidas? Y si no, ¿cómo debemos definir a estos procesos?

Es fácil comprender por qué aquellos que tienen un producto o una idea para vender o promocionar recurren a este lenguaje. Suena emocionante y progresista. Pero tiene menos sentido que los periodistas, los responsables de diseñar políticas y otras personas repitan esta frase propia de las relaciones públicas.

Los que están impacientes por ver el éxito de un nuevo elemento tecnológico podrían proclamar "Es el futuro, acéptalo”, pero ¿qué pasa con el derecho a dudar, criticar o simplemente rechazar una tecnología? Nuestro futuro no está tan limitado. Abrir espacios para hacernos preguntas y ver otras opciones (o como el académico de política científica Andy Stirling dice: "pluralizar el progreso") nos podría beneficiar a todos.

Esperanza La idea de una revolución tiende a exagerar el poder de las tecnologías para impulsar un cambio por sí solas sin las ayuda de otros actores o fuerzas.

La moneda virtual bitcoin, una de las "revoluciones" tecnológicas del momento.

El grafeno bien podría tener un impacto enorme en nuestra vida, pero no lo va a hacer por sí mismo y no va a resolver todos nuestros problemas. La impresión en 3D solo será una revolución del consumismo si se lo permitimos.

Los grandes datos ya están teniendo un impacto significativo en muchas vidas y es probable que eso continúe, pero ¿hasta qué punto, precisamente, sigue siendo tema de debate? Las revoluciones tecnológicas y científicas son también revoluciones de la sociedad, la economía y la cultura.

Diversos factores influyen enla forma en que una tecnología termina forjando nuestras vidas, desde las normas sociales imperantes hasta las estructuras de poder existentes en la sociedad. Es peligroso esconder esos contextos debajo de la alfombra.

También cabe recordar que la Revolución Industrial no fue precisamente gloriosa para todo el mundo. Las personas sufrieron, muchos se opusieron a ella y además tuvo diversas consecuencias a largo plazo no deseadas, como las emisiones de carbono.

Actualmente estamos a mitad del bicentenario de las revueltas de los luditas (1811-1817). Más conocidos por destruir telares de vapor automatizados, tal vez no sorprenda que la palabra ludita se emplee comúnmente hoy en día para denominar a alguien que se opone y que posiblemente les teme a los avances tecnológicos.

Pero el activismo ludita en realidad se centraba más en quién debía controlar la tecnología que en estar en contra de cualquier tecnología en sí misma. Para repetir una frase muy citada del ludita George Mellor: "Dejen las máquinas, pero dispárenles a los amos". Lo que también se olvida muchas veces es el esfuerzo por sofocar este movimiento. Según el proyecto bicentenario ludita, el cuerpo de Mellor y muchos otros fueron donados a la ciencia médica como parte de su castigo.

El término "Revolución Industrial", nació 12 años después.



Camino a seguir Mientras desglosamos las historias poco conocidas de las revoluciones industriales, también debemos recordar algunos de los cambios a los que no se les da el estatus de revolución, pero que tal vez lo merecen.

El grafeno, otra de las tecnologías calificadas como revolucionarias.

Las naves espaciales y las máquinas de vapor pueden tener un lugar de honor en la mayoría de los museos de ciencia e industriales, pero innovaciones igualmente poderosas como laslavadorasy las bicicletas están relegadas a los rincones y los sótanos. No todas las revoluciones tecnológicas se destacan por igual.

Entonces, ¿cómo podríamos hablar de la tecnología? Una opción es acudir a la evolución o a la ecología para buscar metáforas que ayuden a centrar la atención en la forma en que interactúan las herramientas, los seres humanos y los entornos. Sin embargo, vale la pena recordar la política de esto. Investigadores de desarrollo sostenible de la Universidad de Sussex sostienen que con mucha frecuencia la forma en que hablamos sobre el cambio tecnológico refleja las perspectivas y los objetivos de aquellos que tienen riqueza y poder.

Ellos utilizan la metáfora de la autopista, en la que las ideas de los poderosos pueden invadir las perspectivas del ‘camino’ de los demás. Una forma más clara de expresarlo es que el dinero puede comprar gran bombo publicitario y este bombo puede actuar para silenciar otras visiones útiles, justas, sólidas e innovadoras del futuro. Después de todo, las revoluciones normalmente consisten en un punto de vista que domina a los demás.

También es importante tener en cuenta que las revoluciones industriales del pasado no fueron planeadas ni nombradas antes de tiempo. El historiador económico inglés Arnold Toynbee, que fue el primero en popularizar el término "Revolución Industrial", nació 12 años después de que finalizara la primera de ellas en 1840.

En lugar de eso, estos movimientos se desarrollaron y probablemente también podrían haberlo hecho con más espacio para desarrollarse; más espacio para entender los problemas y las posibles alternativas.

Precisamente debido a que las tecnologías tienen el poder de transformar nuestro mundo, todos deberíamos participar. Necesitamos que los periodistas, políticos y otras personas que hablan de tecnología -es decir, personas que no solo quieran vender cosas - ayuden a explicar las opciones implicadas en el impacto de la tecnología en nuestras vidas, no que nos limiten con charlas triviales sobre la revolución.

clic Síguenos en Twitter: @un_mundo_feliz



Con Información de BBC Mundo


SÍGUENOS
Mas noticias en EntornoInteligente.com
http://eldiscoduro.com
(Ads By Web24)

Descubre cómo hacer dinero con tus posts
http://tipsfemeninos.com
(Ads By Web24)

¿En la mañana? ¿En la tarde? ¿En la noche? conoce en detalle cuál es el mejor momento
http://www.web24horas.com/
(Ads By Web24)

Realizamos páginas web en tan sólo 24 horas
TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

¿Quieres conocer al rey japonés de las flatulencias? /NOTICIERO CUALQUIERVAINA 06-06-2014

¡INCREÍBLE! Hombre se fugó de la cárcel disfrazado de sillón (Noticiero CualquierVaina 07-05-2014)

Encuentran cráneos escondidos en osos de peluche / NOTICIERO CUALQUIERVAINA 27-06-2014