Ampliar Contenido





En Coro se notan los resultados de la restauración


 Inicio > Internacionales | Publicado el Domingo, 01 de Diciembre del 2013
En Coro se notan los resultados de la restauración

El Nacional / Hace casi un año estuvimos haciendo un recorrido por el casco histórico de Coro, invitadas por la Corporación Falconiana de Turismo. Nos preocupaba la declaración de Patrimonio en Peligro dictada por la Unesco. Como algunos recordarán, el 9 de diciembre de 1993, en la ciudad de Cartagena, Coro y La Vela fueron declarados Patrimonio Mundial de la Humanidad.



En esa caminata bajo la chapa de sol coriana, en pleno mediodía, conversamos con Yosenia Noroño, arquitecto restauradora del Museo Diocesano. Estaba en el piso. En la nueva visita en septiembre de este año, la estructura está lista para recibir las obras. Luce imponente cuando está vacío. Limpiecito y luminoso.



"Tumbamos los árboles del patio interior porque tenían comején. Eso le dio mucha claridad. Ahora sembramos palmas que irán creciendo para dar su sombra. Se recuperaron 'los testigos' para mostrar el trabajo original de ladrillo con mampostería. Es un trabajo que suele hacerse en las restauraciones. Desde el museo se ve la iglesia de San Francisco donde también se hizo 'un testigo'. Los dinteles son todos nuevos y los techos se recuperaron perfectos. Las baldosas se mandaron a hacer con el mismo dibujo del piso superior. Fue obra de los artesanos de Agua Larga en Churuguara. En Arenales hacen los adobes. Todas las tejas se colocaron nuevas", nos explica con orgullo y paciencia Luis Díaz, ingeniero encargado de la restauración.



Yosenia Noroño, la arquitecta restauradora, nos indica que a la iglesia se le entregó el manual de mantenimiento, pues a ellos les compete que el Museo Diocesano se mantenga tal cual como se lo están entregando. El Ministerio de Cultura es responsable de entregar los recursos. "A todos nos alivia saber que el padre Jesús Martínez es el encargado del museo. Un fanático de la pulcritud. El templo de San Francisco está impecable gracias a su celo. Le toca ahora a la Iglesia ser creativa al generar políticas para obtener recursos. En una época se hicieron desfiles de moda", cuenta mientras caminamos y nos explican los detalles.



El ingeniero Sebastián Loyo garantiza que el Museo no se caerá. Se hicieron los estudios estructurales de los muros portantes. Entre la lluvia de los años 2010 y 2011, el viento y las vibraciones, el colapso era total. En esta ocasión se hicieron simulaciones estructurales para tomar las decisiones. Con frecuencia se tomaban empíricamente. "Todo se consignó en documentos", aclara el ingeniero para quien quiera investigar.

El Balcón de los Arcaya. Otra de las míticas casas del casco colonial de Coro es el Balcón de los Arcaya. Su arquitecta restauradora es Amelia González, grandota, entusiasta, con sus botas a toda hora, unos jeans, manga larga para protegerse del sol, casco y una vitalidad que contagia. Es categórica. "Hay que prohibir el paso de vehículos por el casco histórico de Coro. Ese empedrado que le pusieron −que no es de la Colonia− causa unas vibraciones feroces. Es como un temblor de tierra constante. Era de tierra en la Colonia, después fue de concreto y luego resolvieron poner las piedras. Hay que cambiarlo por adoquines, como en Sabana Grande y en todos los centros históricos alrededor del mundo. Toda la zona de patrimonio cultural tiene piedra".

−¿Y por qué nos las quitan?, pregunto asombrada.

"Porque hay muchos que piensan que las piedras son patrimonio cultural. Eso es una loquetera. Una falsa creencia. Las grietas no cesarán mientras haya piedras en las calles".



Pasamos al patio de la casa del Balcón de los Arcaya. Dos hombres trabajan bajo unas matas de cují. Su función es quitar 20 capas de pintura de unas puertas. Hay que hacerlo a mano. De lo contrario se eliminarían los dibujos. Es un trabajo de paciencia y mucho celo. Son puertas originales de la casa con sus dibujitos. Es notorio que se sienten orgullosos de lo que hacen. Son meticulosos. Llegan cada mañana, se instalan bajo la sombra y cada quien agarra su lija hasta que sea la hora de regresar al hogar. Al final debe teñirse cada puerta para que regrese el tono original y resaltar el tallado. "Lo ideal, lo que deseo, es hacerlo en todas las puertas. Pero los costos son muy elevados, así que lo haremos solamente en las principales. Seguimos en 90% los criterios de restauración. Pero el presupuesto es 40% menos de lo que necesitamos", explica con frustración Amelia González.

"El 9 de diciembre se cumplen 20 años de la declaratoria de Coro y La Vela como patrimonio cultural. Para esa fecha debemos entregar la casa. Se expondrá aquí la colección de arqueología, paleontología y toda la cerámica prehispánica y colonial", explica. Nos vamos a otra casa y la dejamos con su angustia por la perfección y la urgencia de que alcancen los reales. La entendemos y apoyamos.

Museo Alberto Henríquez. Por primera vez entramos a la Casa de los Senior también conocida como el Museo Alberto Henríquez. Data del siglo XVII. Está en la primera calle de Coro, la que iba desde la Catedral hasta la hoy plaza Falcón. Estuvo en manos de los Senior por más de 100 años. Fue casa de almacén de toda la mercancía que llegaba la ciudad. En 1986 Carlos Andrés Pérez la dona a la Universidad Experimental Francisco de Miranda para la Casa del Estudiante. En 1995 se le dona a la Universidad la valiosa Colección de Alberto Henríquez. Durante el año 1997 se restaura y se crea el salón de oratoria de los judíos en Coro. Las lluvias de 2010 la tumbaron casi en su totalidad. Se perdió 80% de la edificación. Ronald Romero, el ingeniero residente, nos explica que hay que hacerlo todo. "Lo original quedará como muestra arqueológica urbana. Esta casa es monumento. Tiene declaratoria propia en Gaceta Oficial. Se iba a perder. Conseguimos una columna original −nosotras la vimos− que estaba escondida dentro de un muro. Aparecieron dos osamentas. Queda averiguar de qué época son", nos indica el especialista.



Es notorio que queda muchísimo trabajo por hacer. Hay cientos de casas derruidas por todo el casco. Es desolador. Imposible negar la negligencia de años. El desdén por lo nuestro. En lo personal me reconforta saber que hay un equipo de gente trabajando con profesionalismo. Más que eso. Como auténticos dolientes de nuestro patrimonio. Ojalá les hagan caso y obtengan los recursos necesarios. Es bien duro trabajar bajo esa chapa de sol, con ese clima tan hostil. Hay que amar el oficio.




SÍGUENOS
Mas noticias en EntornoInteligente.com
http://www.seguros-guia.com
(Ads By Web24)

Los jóvenes protagonizan la tasa de siniestralidad
http://www.cualquiervaina.com
(Ads By Web24)

En serio existe un portal con las noticias locas de todos los días
http://tipsfemeninos.com
(Ads By Web24)

¿En la mañana? ¿En la tarde? ¿En la noche? conoce en detalle cuál es el mejor momento
TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

Joven se somete a 10 operaciones para parecer asiático. / NOTICIERO CUALQUIERVAINA 03-06-2014

Hombre revela el secreto para vivir 111 años / NOTICIERO CUALQUIERVAINA 10-06-2014

Serpiente muerde en el trasero a una mujer en el baño (Noticiero CualquierVaina 23-05-2014)