VENEZUELA: 'Una niña está perdida en el siglo XX (1 de 2)'
 Inicio > Internacionales | Publicado el Lunes, 19 de Junio del 2017
VENEZUELA: 'Una niña está perdida en el siglo XX (1 de 2)'
Noticias Relacionadas: HannaMariusMundoTavaresAgam

Esta noticia ha sido leída 85 veces
VENEZUELA:

Contrapunto / I

Esta novela podría pertenecer a los libros negros* que componen una de las obras más originales del panorama narrativo europeo. Una niña está perdida en el siglo XX (Seix Barral, 2016) sería el quinto libro de Gonçalo Tavares en el que sigue indagando en la naturaleza del mal. Cuerpo, técnica y maldad, son los ejes de esta serie que puede ser leída independientemente pero que al leerlas en conjunto [un proyecto editorial que debería estar en marcha] constituyen un portento de imaginación, hondura, complejidad ética, locura, maldad y belleza. La prosa de Tavares es estilo. La prosa de Tavares tiene hondura filosófica sin intención de convertirse en un tratado. Puede decirse que la prosa de Tavares hace posible un conocimiento que solo la novela es capaz de conjugar.

En Una niña está perdida en el siglo XX se narran las peripecias de un hombre, Marius, que huye, no se sabe de qué o quién, y se encuentra a una niña, Hanna, de unos doce o trece años, abandonada en una ciudad alemana, y decide acompañarla a buscar a su padre en Berlín. Hanna padece de una extraña enfermedad que disminuye su capacidad cognitiva, trisonomía 21. Las funciones básicas que hacen posible una relación del cuerpo humano con el espacio y los objetos no se desarrolla con la disposición corriente, cualquier movimiento que el resto de los seres humanos hace de una manera automática, Hanna tiene que consultarlo en un fichero que lleva consigo: reconocer lo que es "adelante", "detrás", "arriba", "abajo", saludar, reconocer signos lingüísticos, gestos como la sonrisa, la risa, el enfado, es un reto constante para Hanna; así que su relación con el mundo está signada por la ausencia de relación en términos comunes. En esas condiciones la ha encontrado Marius. Hanna se ha descrito a sí misma porque ha memorizado su ficha de presentación, y por eso Marius se entera de que busca a su padre, y que este, quizás, esté en Berlín.

Marius decide emprender ese viaje con Hanna de la mano. Y es entonces cuando la historia comienza. Y se humaniza. Porque cuando Marius toma a Hanna de la mano hay humanidad. Ese contacto, de una mano que guíe y protege y otra que se deja guiar y proteger, hace que estos dos personajes constituyan la ética: cuando aparece el otro hay ética. Pero debe ser un otro personificado, reconocido como único e irrepetible. Ese encuentro, unipersonal para Marius y Hanna, es el que crea la tensión ética que todo encuentro supone. Se infiere que este viaje en busca del padre de Hanna se desarrolla justo en la postguerra de Europa, quizás, la década del 50, luego de la destrucción, la industrialización de la muerte, la devastación entre totalitarismos, y las grietas que desde entonces habitan la Razón occidental. Las cenizas del destrozo, material y espiritual, aún despiden humo. Y he aquí que quizás sea la reconstrucción moral del hombre lo que lleven Marius y Hanna en sus manos entrelazadas, esta pareja es la ruina de Occidente.

Y en el camino se encontrarán con una variopinta galería de personajes: Joseph Berma, el fotógrafo que retrata animales como si se tratara de presidiarios: una foto de frente y una para cada perfil, ha logrado hacerlo con caballos (su especialidad) hasta poder ver en ellos una expresión humana, insiste en tomarle fotos a Hanna. Fried Stamm, es uno de los cinco hermanos dispersos por toda Europa que fijan carteles en espacios públicos. El mensaje es el mismo siempre: hay que, en cualquier momento, aminorar la velocidad de la marcha, disminuir el tiempo entre paso y paso, para ver los carteles, hasta ralentizar el progreso, y hacer que esos caminantes puedan concentrarse, ya que el mundo en su dispersión ha perdido localidad, cuando eso suceda, cuando haya centro de nuevo, puede suceder algo importante. Vitrius, un anticuario cuya tienda se encuentra en el cuarto piso de un edificio abandonado. Para llegar a él, Marius debe subir junto a Hanna por unas escaleras que no tienen barandas. Vitrius quizá conozca el origen de un objeto que puede dar pistas sobre el paradero del padre de la niña. Las páginas dedicadas al ascenso de Marius a la tienda de Vitrius son magníficas: la oscuridad, la incertidumbre de cada paso, la altura, los cuerpos de Marius y Hanna dándose referencias espaciales en cada peldaño, y el vértigo que logra vencer Marius, transmiten un estado moral: incertidumbre, miedo y voluntad, una tríada que recorre el siglo XX y se desparrama sobre el XXI; Vitrius vive en su tienda-depósito, su habitación está atestada de libros, tantos, que reduce el desenvolvimiento una vez dentro: Vitrius es un hombre alto, flaco, desgarbado, que colecciona objetos de todo tipo, y que para poder dormir en su habitación tiene que dejarse caer de espaldas sobre la cama cuan largo es, al levantarse tiene que hacerlo de un brinco, sus piernas se flexionan al borde de la cama y con impulso logra asirse del marco de la puerta con ambas manos, se levanta de un salto y cae ya en la tienda, de la que por cierto, nunca sale; Marius lo llama don Quijote, pero este es un Quijote que los libros han encerrado, es un Quijote invertido, la lectura no lo insta a salir, a enfrentarse y conocer al mundo sino a aislarse. Se topa Marius con Agam, el artista de la miniatura, quien realiza obras que solo es posible observar con un microscopio potente. El ojo izquierdo de Agam es completamente distinto al derecho, está casi fuera de órbita, rojo de la sangre concentrada, con los párpados expuestos, y Agam sabe que es independiente del derecho. Ese ojo izquierdo ve lo que otros no pueden ver: su arte, el arte de lo invisible, en una línea puede estar escrito un mensaje revelador, así, ha hecho encargos de este tenor: escribir el nombre del hijo fallecido en la pared del piso de un matrimonio cuyo marido insiste en que la esposa lo olvide, Agam ha decorado una de las paredes con dibujos que repiten el nombre del hijo fallecido por encargo de la madre sin que el marido lo sepa. El ojo derecho de Agam es el que ve a distancia, a lo lejos, para el artista de lo mínimo y oculto, su ojo izquierdo del derecho, se diferencia como un brazo de una pierna.

Cada encuentro es una mirada a tantos mundos como personajes se tropiecen con Marius. Hanna siempre parece estar abstraída en su mundo . Tavares hace que su novela sea fértil en lecturas, ambigüedades, susceptible a interpretaciones múltiples, pero sin que esa materia maleable que es la mirada sobre el mundo se ensanche tanto que sea posible una relajación interpretativa. Hay límites para la interpretación. Y en este mundo en el que Hanna está perdida, ella es ese límite.





* Libros negros: Un hombre Klaus Klum, La máquina de Joseph Walser, Jerusalén, Aprender a rezar en la era de la técnica . Todos publicados en Literatura Mondadori (desde 2012 Literatura Random House).



Lee también en La experiencia de leer | Narrativa, ensayo, filosofía: La literatura en peligro (2/2) | Castellio contra Calvino (1/2) | Terror tras la postmodernidad | Los náufragos del "Batavia" |



Las opiniones emitidas en esta sección son responsabilidad de los columnistas. Su publicación no significa que sean compartidas por Contrapunto.com .

Contrapunto.com respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y al uso de un vocabulario libre de insultos y de contenidos inapropiados a la luz del sentido común y las leyes. En consecuencia, nos reservamos el derecho de editar o eliminar los textos o comentarios que incurran en estas situaciones.

VENEZUELA: 'Una niña está perdida en el siglo XX (1 de 2)'

Con Información de Contrapunto

http://entornointeligente.com/articulo/10133368/VENEZUELA-Una-nina-esta-perdida-en-el-siglo-XX-1-de-2-19062017

Síguenos en Twitter @entornoi

Para mas información visite: Mundinews.com


Instagram Mi Refugio online Twitter Mi Refugio Online Facebook Mi Refugio Online Pagina Web Mi Refugio Online Pagina Web Mi Refugio Online Detener Mi Refugio Online

Regístrate y conviértete en un experto en publicidad
Http:/www.adscoins.com





Destacadas

Victor Gill Ramirez En Venezuela se toca Despacito con el cuatro
Tomas Gonzalez ICBF busca "Súper Amigos" para 20 niños, niñas y adolescentes
Tomas Elias Gonzalez Atlético Tucumán y Vélez se conformaron con el empate
Gonzalo Morales Se inició etapa de diseños de escenarios para Juegos Nacionales
Francisco Velasquez La Verdad consigue dos galardones del Premio Regional de Periodismo

El Sol de Margarita / 23 Jun, 2017 | Los transportistas de la región insular solamente esperan las directrices de la Federación Nacional de Transporte, para paralizar sus labores en vista...


La Region / La imagen capturada por la agencia de noticias Reuter, muestra cuando el joven recibe un disparo durante manifestación en Altamira por un funcionario de la Guardia Nacional David...


Trendencias / Sí, esta noche se celebra la verbena de San Juan y como manda la tradición la fiesta, el buenrollismo y los petardos van a ser una constante . Por...


Tecnomovida / Todos sabemos que, con más de mil millones de usuarios,  Facebook es la mayor red social del mundo, y se ha convertido en el mayor medio de comunicación...

ATENCION: TODOS LOS CONTENIDOS PUBLICADOS EN ESTE SITE SON PROPIEDAD DE SUS RESPECTIVOS MEDIOS, ENTORNOINTELIGENTE NO SE HACE RESPONSABLE POR LOS CONTENIDOS DE TERCEROS. CADA NOTICIA EST� ASOCIADA AL MEDIO DE ORIGEN.
LOS AVISOS DE GOOGLE SON PROPIEDAD DE GOOGLE Y EN NINGUN MOMENTO GUARDAN RELACION CON LA LINEA EDITORIAL DEL PORTAL ENTORNOINTELIGENTE.COM