COLOMBIA: Por tercera vez, centro comercial en Barranquilla tiene que disculparse por discriminar
 Inicio > Internacionales | Publicado el Sabado, 20 de Mayo del 2017
COLOMBIA: Por tercera vez, centro comercial en Barranquilla tiene que disculparse por discriminar


El Espectador / Se trata del Buenavista. Un juez ordenó que se excuse con una mujer trans, a la que una aseadora expulsó del baño de mujeres por su identidad de género.

Nomi Simone Orozco Niebles, mujer trans, puso una tutela contra el centro comercial Buenavista. Cortesía En menos de un año, en tres ocasiones la justicia en Barranquilla les ha ordenado a centros comerciales que se disculpen con personas LGBTI por discriminarlas. Portal del Prado ha estado dos veces bajo lupa de los jueces, y este viernes el Buenavista también figuró en los fallos de tutela que exigen igualdad para esta población. (Lea aquí: Caso por el que un centro comercial de Barranquilla se disculpará con un hombre gay)

El caso que analizó Jorge Luis Martínez Acosta, juez 28 civil municipal de la capital del Atlántico , fue el de Nomi Simone Orozco Niebles. La mujer trans denunció que el 10 de marzo estaba en el Buenavista con una amiga, con quien ingresó al baño de mujeres. Según ella, al estar ahí, una trabajadora del servicio de aseo, que presta al lugar la empresa Aseocolba , le pidió que se saliera. A lo que ella respondió que era mujer y mostró su cédula, documento del que cambió el sexo a femenino. (Lea aquí: Vigilancia de centro comercial en Barranquilla se disculpa por discriminar a pareja gay) 

Ella tuvo que retirarse, pero su amiga sí logró quedarse en el baño. Indignada por la discriminación de la que fue blanco, se acercó a un guardia de seguridad para quejarse. Aunque él sí reconoció que "esa no era la manera de pedirle que saliera y que debió hacer de mejor forma" , persistió en la justificación de expulsar a la mujer trans del baño de mujeres.

La denunciante interpuso entonces una tutela, con representación de la organización Caribe Afirmativo, en la que reclama los derechos fundamentales a la dignidad humana, la intimidad, la vida privada, el libre desarrollo de la personalidad, la igualdad y la prohibición de no discriminación. Aseocolba alegó que la aseadora ingresó al baño porque necesitaba limpiarlo, y que por reglas de la compañía ninguna persona puede estar en el lugar mientras estas labores se realizan. Y que el motivo no fue la discriminación.

Este argumento fue considerado por Orozco como una "excusa para justificarse y no asumir la culpa por el maltrato , la discriminación y la vulneración de los derechos fundamentales por ostentar identidad de género diversa".

Aunque Aseocolba inició una indagación para ver si había motivos para una sanción disciplinaria contra su empleada, al final no encontró razones y cerró el caso. Pero en su declaración, la aseadora sí admitió que la mujer trans sí le mostró la cédula para decirle que era mujer . Por su parte, Servies, la compañía de vigilancia, dijo que la denunciante no identificó con nombre al vigilante que supuestamente también la discriminó, y que ninguno de sus trabajadores había reconocido que conversó con Nomi.

El juez le dio la razón a Orozco porque la mayor capacidad de probar su versión la tenía el centro comercial, al poseer todos los medios tecnológicos para hacerlo. Sin embargo, no logró desvirtuar lo que afirmó la mujer trans, por tanto se presume la discriminación (lo que llaman la carga dinámica de la prueba). Sobre la actitud de la empleada, el juzgado resaltó que muchas veces la discriminación puede ser inconsciente , y aunque deliberadamente una persona no decida dañar a otra, sí hay actos que afectan la dignidad humana y agrede los derechos por culpa de prejuicios, que han sido naturalizados en las prácticas cotidianas. Pero que siguen siendo tratos desiguales.

"En este caso…. no se le retuvo, expuso púbicamente, no fue objeto de burlas como en otros casos …en el hecho de reconocer que la accionante le mostró su cedula, advertimos una necesidad de reconocimiento y reivindicación del derecho a utilizar el baño de mujeres", sostiene el fallo.

Por ende, el juez tuteló los derechos de Nomi y ordenó al centro comercial Buenavista y a Aseocolba que se disculpen en 48 horas con la mujer trans. Ese acto de perdón debe ser en un espacio abierto al público en las instalaciones del negocio, y en él deberán estar presentes el administrador, el jefe de seguridad, los supervisores y demás empleados de vigilancia del centro comercial; así como un delegado de la Defensoría del Pueblo y la Personería de Barranquilla.

Portal del Prado tuvo también que disculparse en dos oportunidades: en julio del año pasado porque uno de sus vigilantes acusó con mentiras a Héctor Barrios Peña, hombre gay , de hacer un acto obsceno en el baño; y en febrero porque otro de sus vigilantes intentó expulsar del lugar a Bayron Gutiérrez Pájaro y Rafael Salgado, por darse un beso.

COLOMBIA: Por tercera vez, centro comercial en Barranquilla tiene que disculparse por discriminar

Con Información de El Espectador

http://entornointeligente.com/articulo/10001866/COLOMBIA-Por-tercera-vez-centro-comercial-en-Barranquilla-tiene-que-disculparse-por-discriminar

Síguenos en Twitter @entornoi

Para mas información visite: Mundinews.com


Instagram Mi Refugio online Twitter Mi Refugio Online Facebook Mi Refugio Online Pagina Web Mi Refugio Online Pagina Web Mi Refugio Online Detener Mi Refugio Online

Si tu nombre está comprometido podemos hacerte la reputación On Line.
http://www.smart-reputation.com





ATENCION: TODOS LOS CONTENIDOS PUBLICADOS EN ESTE SITE SON PROPIEDAD DE SUS RESPECTIVOS MEDIOS, ENTORNOINTELIGENTE NO SE HACE RESPONSABLE POR LOS CONTENIDOS DE TERCEROS. CADA NOTICIA EST� ASOCIADA AL MEDIO DE ORIGEN.
LOS AVISOS DE GOOGLE SON PROPIEDAD DE GOOGLE Y EN NINGUN MOMENTO GUARDAN RELACION CON LA LINEA EDITORIAL DEL PORTAL ENTORNOINTELIGENTE.COM