ARGENTINA: Tierras prometidas del Paran? - EntornoInteligente

Pagina 12 / Fotos de María Clara Martínez

Llegamos de noche. El cartel verde y luminoso de Empedrado es, para los que viajamos por la RN12 a Corrientes el peldaño anterior a la capital y un buen augurio de cercanía. No será un problema encontrar hospedaje, ya que desde hace unos cuantos años la ciudad se ha convertido para los correntinos en el balneario de moda, tanto para los jóvenes como para las familias que llegan a aprovechar sus playas de finas y doradas arenas. Hay varias razones para esta afluencia. Una es la cercanía, ya que Empedrado se ubica a 60 kilómetros de la capital provincial, pero también su particular microclima y la belleza de las barrancas, que se desgranan hacia el río, enmarcando y por momentos encañonando el imponente cauce, para formar luego pacíficos arenales. Por esa zona agreste, rica en flora y fauna autóctonas, paseamos en las primeras horas del día siguiente. Disfrutamos de las imágenes de su puerto, su gran centro pesquero, de la peatonal y los muchos paradores, restaurantes y prestadores que invitan a deportes náuticos como el windsurf, el canotaje y la vela. Pero el viaje cambia rotundamente tras encontrar, casi por casualidad, al cineasta Sebastián Toba. El nos introduce en una historia apasionante que navega aquí entre las sombras y el olvido: la Mansión de Invierno. En minutos, salimos con él al encuentro de un antiguo misterio local.

SUEÑOS DE PODER El río se torna profundo al entrar en Empedrado y talla barrancas sobre las que la ciudad se asienta hasta 64 metros por encima del cauce. Enfrentamos el oleaje cortando el río hasta la “puerta trasera” de una antigua residencia, cuyos restos de paredes desmoronadas yacen en plena costa carcomidos por una corriente erosiva, mientras arriba el monte todo lo devora. Es casi imposible llegar allí por tierra, y al ser una propiedad privada hay que pedir autorización, pero los dueños y caseros nunca están. “Yo me quedo aquí”, dice sin más uno de los lugareños, temeroso de los muchos mitos y leyendas que habitan estas ruinas, mientras amarra la lancha a un tronco.

Las viejas escalinatas de la Mansión de Invierno, hoy devoradas por la vegetación.

Con Información de Pagina 12

Entornointeligente.com