ARGENTINA: Los cuatro distritos más calientes de la inseguridad en la Provincia - EntornoInteligente

El Clarín / ” Te quedó tanto camino por recorrer, que no entendemos el porqué “. La pregunta de la docente Laura Pupo no tiene respuesta. Nunca la tendrá. Su hija Abril Bogado tenía apenas 12 años y fue brutalmente asesinada. Una entradera en Ringuelet (La Plata) derivó en un crimen inexplicable. En la madrugada del 5 de noviembre le quisieron robar a su papá, luego de que la familia llegara de una fiesta, y los ladrones la balearon en la cabeza. A sangre fría. Según un relevamiento de Clarín , Abril fue una de las 143 víctimas que en 2017 murieron durante un asalto en la Provincia: 107 fueron en el Conurbano y las restantes 36 en el interior del territorio.

Abril Bogado, la chica de 12 años asesinada en La Plata durante una entradera.

Si bien la cifra bajó (11%) respecto de 2016 (totalizaron 161) y subió levemente en relación a 2015 (fueron 140), lo alarmante es que en cuatro distritos se incrementaron los episodios fatales : hubo 25 en La Matanza (contra 22 del período anterior), 16 en Lomas de Zamora (contra 13), 11 en San Martín (contra 2) y 14 en La Plata (contra 9).

El Ministerio de Seguridad bonaerense maneja números menores. Ante la consulta de este diario, señaló que en 2017 se produjeron 100 homicidios en medio de un robo, mientras que en 2016 se registraron 110. Es decir, según sus datos, el año pasado descendieron un 9,1%.

Uno de los dos detenidos por el asesinato de Abril, José “Pepito” Echegaray (32), gozaba de libertad asistida al momento del hecho. Esta es una tendencia preocupante, ya que en muchos casos quienes cometieron los asaltos habían sido excarcelados por la Justicia a pesar de sus antecedentes . Echegaray (su cómplice tenía 17 años) ya contaba con al menos tres condenas por robo en su haber.

Mirá también La conmovedora carta de la mamá de Abril: "Justicia por nuestra princesa" Giuliana Maziejuk (23) tenía un solo hermano: Sebastián (31), un profesor de fútbol muy querido en Tres de Febrero al que le quedaban unos pocos exámenes finales para terminar la carrera de Educación Física. Tres días antes de que lo mataran, había sido papá por primera vez , de Belén, con su mujer Florencia (20). “Él pensaba que nunca iba a ser padre. Se había hecho un estudio, le dio que era infértil, entonces hizo un tratamiento y pudo cumplir su sueño, pero no le dieron tiempo a disfrutar de su beba”, relata a Clarín la joven.

Sebastián Maziejuk (31), asesinado en Martín Coronado (Tres de Febrero). Fue papá por primera vez y a los tres días lo mataron.

Cuando lo recuerda, llora. Luego se recompone y cuenta qué pasó aquel fatídico domingo 19 de noviembre en Martín Coronado: “Le estaban robando el auto al vecino y Sebastián justo salió a comprar algo para la nena. Les gritó a los ladrones y uno se le fue encima. Fue directo a dispararle “.

La víctima, que iba a cumplir años dos días más tarde, recibió dos balazos en el pecho. Esa misma noche, a 13 cuadras de distancia y con solo 15 minutos de diferencia, en Villa Bosch, asesinaron al remisero Rolando Cáceres (62) en otra entradera, también a tiros.

Mirá también El trágico destino de dos vecinos que murieron con 15 minutos de diferencia Las armas de fuego volvieron a ser las de mayor preponderancia a la hora de cometer los crímenes. De las 143 víctimas, 94 murieron baleadas, es decir el 65%. Entre ellas, el analista de sistemas Mariano Sartorato (36). El 19 de septiembre estaba en su casa de José Mármol (Almirante Brown). Festejaba el cumpleaños del mayor de sus hijos, de 5 años. Pero la alegría se transformó en horror en pocos segundos .

Su esposa, Carolina García (36) llegó con los dos nenes en su camioneta Dodge Journey. Dos ladrones la sorprendieron cuando ella entró. Entonces comenzó a gritar: “¡ Nos están robando !”. Mariano salió corriendo a uno de los asaltantes junto con su cuñado y su suegro. Lo alcanzaron, pero el delincuente, un uruguayo de 66 años y con antecedentes por robo, le disparó en la cabeza. Murió dos días más tarde.

Mariano Sartorato (36) fue asesinado en una entradera en José Mármol cuando festejaba el cumpleaños de su hijo de cinco años.

Su familia, a pesar del golpe, decidió donar sus órganos, lo que le salvó la vida a una adolescente de 14 años y a dos hombres . Aquel día, Mariano le había enviado un mensaje premonitorio vía celular a Carolina: ” Te amo. Gracias por la familia que formamos “.

Hoy la mujer sobrelleva el dolor con entereza y la ayuda de su gente. ” El tiempo es el mejor remedio “, figura en su estado de WhatsApp. Y ella sostiene este sentimiento con sus palabras: “Tengo dos hijos por quienes seguir viviendo y luchando. Estoy en mi casa con mis nenes, solos, me falta mi pilar, pero las fuerzas me las está dando él”, le dice a Clarín .

Mirá también Cinco muertes por la inseguridad en apenas cinco días en Lomas de Zamora García afirma que ella pudo haber sido la víctima. “Fui rehén, me apuntaron a mí en la cabeza, lo vi tirado y lo tuve que cargar yo para llevarlo a la clínica”, relata. Mientras Mariano luchaba por su vida, su hijo mayor le preguntaba: “¿ Papá se está muriendo””. Ahora, el nene mira al cielo y dice: “Papá está allá en la luna”.

El caso terminó con Osvaldo Pintos (66) detenido, aunque todavía hay dos prófugos que escaparon en un Citroën Picasso.

Osvaldo Pintos (66), uruguayo. El 23 de junio salió de la Unidad Penal 9 de La Plata, por robo agravado. En septiembre mató a Mariano Sartorato.

El año pasado, además, mataron a 24 policías : 10 de la Bonaerense, 6 de la Federal y 8 de la Ciudad. De esa cifra, 16 murieron en el Gran Buenos Aires, 1 en Luján, 1 en Tucumán y 6 en la Capital Federal. En 2016 habían asesinado a 28 agentes de las tres fuerzas. ARGENTINA: Los cuatro distritos más calientes de la inseguridad en la Provincia

Con Información de El Clarín

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *