Amigas de toda la vida se fueron juntas - EntornoInteligente

Diario Extra / Ana Sibaja Miranda, de 34 años, y Helga Monge Ugalde, de 36, tejieron una amistad que inició cuando se conocieron en la escuela, en San Pedro de Barva, y el destino tenía para ellas un trágico final, ambas murieron cuando viajaban en un automóvil que colisionó contra otro en La Marina de Guápiles, Pococí.

“Eran amigas de toda una vida y eso empezó en la escuela”, comentó ayer Álvaro Monge, padre de Helga, visiblemente afectado. 

En el mismo accidente perdió la vida Gerardo Carballo Sánchez, de 35 años, y esposo de Ana, con quien tenía dos hijas, una de 14 y otra de 16 primaveras. 

Además resultó herido un hombre de apellido Coronado Espinoza, de 36 años, novio de Helga y quien fue trasladado al hospital de Heredia. Este hombre conducía el Nissan Platina. El accidente tuvo lugar la madrugada del sábado a las 3:40 a.m. 

“Ella salió la noche del viernes, como a las 9 p.m. No me dijo adónde iba, pero recuerdo que ese día lo último que hablamos fue que tuviera cuidado ya que a su novio le gustaba tomar licor”, comentó Monge.

 

GIRO INESPERADO

 

Los tres fallecidos y Coronado colisionaron contra un Toyota Yaris. Al parecer el primer vehículo dio un giro inesperado en carretera y en ese momento se dio el choque, ya que el segundo venía en sentido contrario.

De este carro resultaron heridos Luis Felipe Bermúdez, de 21 años, Danny Bishko, de 23, y Alejandro Vaca, de 22.  Los dos primeros solo resultaron golpeados y Vaca tuvo que ser trasladado al Hospital México ante la gravedad de las lesiones.

La Policía de Tránsito le hizo la alcoholemia a Coronado y la misma dio positivo, aunque no revelaron el porcentaje de alcohol en la sangre.

Carlos Obando, oficial de tránsito que atendió la emergencia, mencionó que el exceso de velocidad pudo ser una de las causas del trágico accidente.

El choque fue tan fuerte que Sibaja Miranda y Carballo Sánchez salieron expulsados de la nave. Ella quedó como a 10 metros del impacto, mientras que él a 20 m.

Edgar Barrantes, bombero que estuvo en el sitio, explicó que tuvieron que usar equipo hidráulico para liberar a uno de los heridos, el cual estaba prensado en el Toyota Yaris. 

Al parecer, los tes ocupantes de este automóvil se dirigían de vacaciones hacia Limón, ya que trasladaban en el carro tablas de surf. 

Carlos Brenes, de la Cruz Roja, indicó que dos de los cuatro heridos estaban en condición delicada mientras que los otros dos más estables. “Fue una colisión aparatosa”, dijo.

“ERA UNA MUCHACHA MUY ALEGRE”

 

Álvaro Monge, padre de Helga, comentó que su hija tenía más de 12 de ser asistente dental y siempre era una persona muy alegre; gustaba de hacer bromas en todo momento.

Ella era la mayor de dos hermanas y estaba al cuido de su madre, la cual sufrió un derrame cerebral y está en cama. 

“Siempre avisaba cuando no iba a llegar a la casa y ese día no llamó y tampoco dijo para dónde iba. El sábado iba para la zona donde ocurrió el accidente y empecé a llamarla pero no me contestaba, luego nos dimos cuenta del trágico accidente”, comentó Monge.

Helga y Ana viven a escasos 400 metros. En apariencia, el viernes en la noche pasaron por el matrimonio. Algunos familiares aducen que fueron a un restaurante de Barva y desconocen por qué tomaron la decisión de irse hasta Pococí.

 

UN MATRIMONIO MUY UNIDO

 

Ana Sibaja y Gerardo Carballo tenían un matrimonio de 14 años. Algunos vecinos, que no quisieron ser identificados, los calificaron como una pareja muy unida y excelentes personas.

De hecho, estaban conmocionados ante lo sucedido y no se explicaban por qué habían tomado la decisión de viajar hasta esa zona. 

Sibaja era comerciante y Carballo se dedicaba a la refrigeración.

Con Información de Diario Extra

Entornointeligente.com