119 Luis Alfonso Oberto Anselmi// ¿Navidades felices? - EntornoInteligente

Caramba, lo que se me ocurre en este momento es decirle tanto al presidente como a su equipo más cercano que dejen de hacer el ridículo y no nos sigan viendo la cara de idiotas, porque todo el mundo está ubicado en el momento que estamos viviendo.

Nadie, absolutamente nadie con dos dedos de frente puede negar o dejar de reconocer que la difícil situación que estamos confrontando es producto de una profunda guerra que nos han declarado los dueños del mundo y por supuesto, secundada y bien respaldada por los traidores de la patria. Aquí el que no reconozca esto, es porque sus neuronas le colapsaron de tanta mentira y guerra mediática que les han inoculado.

Pero de allí, a decir que el gobierno no tiene una cuota grande de responsabilidad, es otra cosa. No soporto que me mientan, que me sigan dibujando un país que es diametralmente opuesto a la realidad que vemos día tras día.

Cuando aparece el presidente en sus interminables cadenas solo para declararle públicamente a su esposa sus cumplidos (los cuales deben pertenecer al ámbito privado), quien ayer con su eterna sonrisa monalisica si se me permite el adjetivo, no hizo otra cosa que imitar a la presidenta Blanca Ibáñez, al ponerse esa chaqueta militar, diera la impresión que ellos están viviendo en el país de Walt Disney y el resto del país seguimos siendo los tontos útiles que pagamos las entradas para ver el show y salir del mismo muertos de hambre pero no a comernos una hamburguesa sino a imaginar que lo que vimos nos llena el estómago por mucho tiempo.

Si a mí me dice el presidente que vamos a pasar unas navidades complicadas y traumáticas, pero que eso forma parte de nuestro sacrificio yo sin dudas, como lo he hecho desde hace mucho tiempo, lo acepto como una dura etapa que debemos pasar para el logro final de nuestro objetivo.

Pero no presidente, Ud.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

eldiscoduro.com
cuando aparece en pantalla no es el marido de la señora Cilia Flores, sino el presidente de todos los venezolanos, y por lo tanto nos debe respeto y consideración.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

mundinews.com
Yo lo admiro y lo valoro cuando en sus funciones de estadista, Ud. se destaca por su postura, su manejo y conocimiento de los temas que trata, pero es impresionante su devaluación como presidente en el momento en que pierde la ruta y se convierte en el payaso del circo nacional.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

economiavenezuela.com
Igual sucede con el uso inadecuado del idioma del cual aparentemente Ud., esta distanciado, pero también aparentemente está íntimamente ligado como cualquier bastardo escuálido haciendo gala de uso de cualquier palabra o frase que bien tiene traducción a nuestro florido castellano.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

economiavenezuela.com
No entiendo cómo ni su equipo de imagen, ni su propia esposa no le hagan conocer esta situación.

Esto se lo digo porque en verdad, lo oigo por todas partes, por chavistas, opositores y ni-ni a lo cual no puedo tener ni una palabra de defensa hacia Ud.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

www.entornointeligente.com
A mí, esto me choca.

Pero volvamos a las navidades felices. No presidente, no estamos pasando unas navidades felices, no lo vuelva a decir so pena de sentirme agredida.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

xn--elpaisdeespaa-tkb.com
Ni los perniles, ni la harina de trigo, ni el CLAP para las hallacas ni nada cuanto Ud. y su equipo han venido diciendo reiteradamente que los tendremos, han llegado a la mesa del grueso de los venezolanos.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

breakingtrending.com
Tampoco el control a las desmedidas y especulativas alzas de los precios. No dejo de entender las razones, porque no soy limitada para no ver lo que nos están haciendo los escuálidos, pero de allí a crear falsas expectativas es una tremenda irresponsabilidad.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

videojuegosmania.com
Quisiera saber si Ud. sabe que ya el último invento-intento de proporcionar las medicinas de manera constante sobre todo a los enfermos de enfermedades crónicas como la diabetes, la hipertensión, la tiroiditis, el cáncer, entre otras, me refiero al 0800SALUDYA, ya tampoco está funcionando, solo se hizo la entrega de los mismos ese día a nivel nacional, como medida espasmódica, pero luego ya ese teléfono no responde para registrar el nuevo pedido.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

luisoberto.net
Igual pasa con los CLAP. Dejen ya de decir que se está atendiendo a un significativo grupo de la población, pues en mi entorno ese cacareado apoyo no se recibe desde el mes de octubre, por lo que no es posible decir que se está atendiendo con este recurso a 6 millones y pico de familias.

Donde están las toneladas de maíz, café, azúcar y productos de la tierra en general, los huevos, los precios acordados de los productos cárnicos, las computadores, los celulares, la atención primaria en salud, cuando los CDI no funcionan, las empresas farmacéuticas, etc., pero lo que si aparentemente sigue funcionando es la entrega desmedida y sin control de dólares preferenciales a irresponsables que se siguen enriqueciendo a nuestra costa y en nombre de la revolución

Le repito, presidente, no ignoro las causas que han originado la terrible situación que estamos confrontando, ni tampoco piense que por eso me apartaré del proceso revolucionario, yo no tengo otra opción, pero por favor, hay que ser más coherente y realista y dejar de lado el programa salsero, pues no estamos para salsa de ese tipo, sino para vivir y enfrentar la realidad con decisión y coraje sin pan y circo.

Yo, humildemente me conformo con que me digan que están haciendo lo imposible por amainar este temporal, pero no me engañen más, por favor.

No se enojen por estas verdades, pero corrijan pronto para evitar sorpresas desagradables cuando la cabuya ya no dé para más.

 

[email protected]

.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

demasiadochevere.com

© Luis Alfonso Oberto Anselmi PDVSA

Tags: Estados Unidos

Con información de: Aporrea

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *