10 maneras en que el genoma humano repercute sobre el diagnóstico y tratamiento médico - EntornoInteligente

1. Influyó ya en la etiquetación de los fármacos y en la utilización de algunos medicamentos.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos cambió la etiquetación médica, las dosis y el uso en base a la investigación genómica, incluso en un fármaco fundamental para el cáncer de mama.

2. Sirve para verificar que el médico recete el medicamento correcto y en la dosis correcta.

No todo el mundo puede tolerar o metabolizar el mismo fármaco, y la genómica revela que algunos medicamentos no ejercen ningún efecto o hasta pueden ser nocivos en lugar de provechosos para ciertas personas. Por ejemplo, una de cada 10 personas no puede tolerar el tratamiento normal para la enfermedad del intestino irritable y necesita otro medicamento.

3. Permite desarrollar nuevos análisis médicos más rápido y de mejor manera.

Ya han aparecido varios exámenes nuevos para diagnosticar y tratar enfermedades, así como para evitar algunas terapias innecesarias, entre ellas, el tratamiento para los trastornos del ánimo.

4. Puede ayudar a prevenir una enfermedad.

Tiene la capacidad de indicar que uno es más susceptible a ciertas afecciones para que sea posible modificar el comportamiento a fin de evitarlas. Por ejemplo, quienes corren más riesgo de desarrollar diabetes pueden modificar algunas cosas en su estilo de vida para reducir el riesgo.

5. Podría ayudar a sus familiares o a usted personalmente a combatir una enfermedad refractaria al tratamiento.

Una exploración genómica puede revelar una alteración genética que apunte hacia otra alternativa, hacia un tratamiento exitoso. En un caso determinado, una mutación existente condujo al uso de un fármaco para el cáncer renal a fin de tratar el cáncer de mama.

6. Puede ayudar a identificar una enfermedad mal diagnosticada.

Muchas afecciones de base genética a veces se diagnostican mal. El análisis del genoma puede precisar el diagnóstico después de muchos meses o años de confusión. Por ejemplo, la incapacidad genética de alguien de producir una determinada proteína puede remedar los síntomas de una enfermedad.

7. Puede ayudar a escoger los alimentos correctos para el sistema digestivo.

La nutrigenómica puede cotejar la alimentación con el genoma para ayudar con las enfermedades digestivas, como la enfermedad celíaca o la de Crohn.

8. Puede ayudar a personalizar la terapia contra el cáncer.

El genoma de una persona puede no responder a ciertas quimioterapias, pero los tumores cancerosos también contienen sus propios genomas modificados que igualmente deben considerarse al escoger el tratamiento. Es posible que la solución sea combinar dos fármacos.

9. Puede ayudar a tomar decisiones familiares, incluso en cuanto a descendencia.

El análisis genómico puede revelar ciertas afecciones familiares en las que uno desearía reflexionar, antes de tener hijos. En algunos casos, ambos genomas de los padres pueden aumentar el riesgo para determinados trastornos.

10. La información genética personal que consta en el expediente médico ayudará a los médicos en el futuro con el diagnóstico y tratamiento que se administre.

La unicidad del genoma puede ser tan importante como el tipo de sangre para determinar el tratamiento o tomar decisiones sobre la atención médica.

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *